La Rioja

18.524 riojanas participaron en el Programa de Detección Precoz

La consejera, ayer en la Unidad de Patología de Mama.
La consejera, ayer en la Unidad de Patología de Mama. / JUAN MARÍN

Bajo las máximas de la prevención y el diagnóstico precoz, el Sistema Público de Salud de La Rioja se ha propuesto lograr que todas las riojanas entre 45 y 69 años acudan a su cita con el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, un servicio que recibe anualmente al 80% de las convocadas.

Solo durante el 2015 fueron atendidas 27.725 mujeres, 18.524 en el Programa de Detección Precoz (unidad móvil) y 9.201, en la Unidad de Diagnóstico de Mama ubicada en el Hospital San Pedro, según destacó ayer la consejera de Salud, María Martín, quien, acompañada por el director del Área de Salud, Juan Ramón Rábade, y la presidenta de la Asociación contra el Cáncer, Divina López, visitó ayer la Unidad de Patología de Mama del centro hospitalario logroñés con motivo, hoy, del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama. Martín destacó que la prueba de detección, una mamografía, es «sencilla y muy útil, ya que permite detectar de forma precoz una enfermedad que en estadios avanzados tiene, lógicamente, peores consecuencias para las afectadas».

La consejera, que recordó que este programa de cribado ya cuenta con 23 años de implementación en La Rioja, resaltó que «los nuevos medios diagnósticos y terapéuticos, unidos a la actuación de la referida detección precoz, ha permitido constatar la disminución de la mortalidad por cáncer de mama el 32% en los últimos 20 años en La Rioja.