La Rioja

Pertenecer al club europeo sale a cuenta para la comunidad

  • La Rioja ha recibido más de 535 millones de euros de fondos europeos desde el ingreso de España en la UE, hace tres décadas

La Rioja acumula en su contabilidad histórica europea 535,67 millones de fondos estructurales y de inversión transferidos desde las instituciones comunitarias entre 1986 (año de ingreso de España en la Unión Europea) y el 2013, ejercicio de cierre del anterior programa operativo.

En la actualidad está en marcha el plan 2014-2020 sobre el que para el 2017 pesa la amenaza de la Comisión de congelar los fondos. No estarían afectados los proyectos ya remitidos a la UE y que se han llevado a cabo entre el 2014 y el 2016, según explica el consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez.

Los programas más importantes que actualmente desarrolla el Gobierno de La Rioja con el apoyo de los fondos comunitarios están relacionados con el empleo, la agenda social y la agenda digital. «En materia de empleo (Fondo Social Europeo) la ejecución sigue normalmente porque tenemos todas las ayudas a la formación de desempleados y a las políticas activas de empleo», señala el consejero. Y, en materia de la agenda social y de la agenda digital, «hay proyectos muy interesantes como los que pueden derivar de la aplicación de nuevas tecnologías en los procesos sanitarios como el cuidado de enfermos crónicos, la receta electrónica o la tarjeta sanitaria electrónica».

A lo largo de estas tres décadas, ningún capítulo riojano ha quedado al margen de la financiación europea: las políticas activas de empleo, el desarrollo económico, las ayudas a las pymes, las subvenciones a la agricultura y la ganadería, el impulso a la formación y la educación, los incentivos para la innovación y la investigación, la financiación para la mejora medioambiental... Más allá de las políticas, el apoyo financiero de la UE se ha concretado en centros de referencia nacidos en la comunidad. Como el Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR) que solo en el periodo 2007-2013 recibió 17,5 millones procedentes de los fondos FEDER para investigación. O el Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (Cilengua), al que llegó una partida de 1.669.022,47 euros entre los años 2000 y 2006. Los fondos FEDER también dieron apoyo al Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV), con una ayuda de 1,67 millones de euros destinados a pagar el 50% de los 3,34 millones que se invirtieron en el equipamiento de su edificio científico y en la construcción del invernadero.

Otras obras, como el Ecoparque de La Rioja, hubiesen sido una quimera sin los 12,5 millones procedentes de Europa, corresponsable también de muchos de los proyectos sociales de los que dispone hoy la comunidad como la implantación del sistema de gestión de la cita previa multicanal y la historia clínica electrónica en el Sistema Riojano de Salud, o el fomento de la utilización de las nuevas tecnologías de la información.