La Rioja

La Fiscalía pide 81 años de cárcel para el joven logroñés acusado de apuñalar a cinco personas en Lérida

La Fiscalía pide 81 años de cárcel para el joven logroñés acusado de apuñalar a cinco personas en Lérida
  • Alejandro Ruiz Vidal prendió también fuego al piso de estudiantes en el que él vivía

La Fiscalía de Lérida ha reclamado 81 años de cárcel para el estudiante logroñés de ideología nazi que el 22 de septiembre de 2014 apuñaló a cinco personas de origen extranjero y prendió fuego al piso de estudiantes en el que él vivía.

En su escrito de calificación recogido por Europa Press, la Fiscalía pide para Alejandro Ruiz Vidal -que tenía 21 años entonces- un total de 70 años de cárcel por cinco intentos de asesinato, otros cinco años por un delito de lesiones agravadas y seis más por un delito de incendio.

La Fiscalía también solicita que, tras cumplir la pena de prisión, se prohíba a Alejandro Ruiz Vidal -que en ese momento estudiaba Medicina en Lérida- acercarse a las seis víctimas durante diez años más y que se le deniegue también vivir en la ciudad catalana por el mismo periodo.

Según el escrito de acusación, esa mañana el joven se fue a una gasolinera a comprar cinco litros de combustible diesel y por la tarde lo vertió por todo el piso, que se incendió por completo, necesitándose de la actuación de cuatro dotaciones de Bomberos para evitar la propagación del fuego.

Después, salió armado con un cuchillo y un machete escondido entre la ropa y a escasos metros de su vivienda se acercó por la espalda a un chico peruano y le apuñaló dos veces; inmediatamente se acercó también por la espalda a una mujer argelina --que estaba con su hijo-- a la que también atacó con el cuchillo.

Huida a Balaguer

Tras dejar abandonadas a las víctimas, Alejandro Ruiz Vidal clavó el cuhillo a otras personas en el abdomen y, tras este tercer ataque, continúo por la calle Príncipe de Viana donde se lo clavó a un hombre de nacionalidad china.

Después de los cuatro ataques, se dirigió a un parque y allí apuñaló a un pakistaní, le dejó el cuchillo clavado y emprendió una larga huida hasta Balaguer (Lérida) para volver al día siguiente a su piso de estudiantes de Lérida, siendo detenido por una patrulla policial que lo esperaba en las inmediaciones del domicilio.

Alejandro Ruiz Vidal había fundado en Logroño junto a otros jóvenes una asociación denominada 'Nueva Época', vinculada ideológicamente con la derecha y el ideario nacionalsocialista, según la Fiscalía.

Cuando se fue a vivir a Lérida para el curso académico 2014-2015 se instaló en un piso de estudiantes y en las paredes de la vivienda dibujó simbología neonazi y textos amenazantes como 'Borjamari te voy a acuchillar', 'Arriba España', 'El Borbón al paredón', 'Mañana te clavo mi machete' y 'Mucha gente merece morir', entre otras.