La Rioja

«La UNIR lleva la internacionalización  como parte inseparable de su propia esencia»

«La UNIR lleva la internacionalización como parte inseparable de su propia esencia»

Logroño. -¿Cómo puede definir el modelo y la vocación de internacionalización de la UNIR?

-La Universidad Internacional de la Rioja lleva la internacionalización en sus genes como parte inseparable de nuestra esencia. Nacimos con intención y vocación de superar fronteras llevando por bandera el nombre de esta hermosa tierra de La Rioja. Ahora seis años después, y con casi la mitad de nuestros estudiantes de fuera de nuestras fronteras, la 'I' que se encuentra en nuestro nombre, toma más sentido que nunca. Hoy UNIR está en empezando a formar parte de las redes interuniversitarias más importantes de Europa y de América Latina.

-¿En qué medida son portadores y pioneros del modelo educativo de enseñanzas superiores on line en lengua española?

-La humildad es un buen compañero de viaje. Somos un gran equipo humano que nació para poner en valor un nuevo modelo de educación de calidad basada en la tecnología y en internet. Hemos tenido suerte de pisar por un camino que no había seguido nadie antes de nosotros. Al menos no como nosotros. Hace seis años no éramos mucho más que un puñado de sueños. Hoy somos una realidad que da trabajo a casi 1.500 personas y que genera uno de los elementos más valiosos que se pueden poseer: conocimiento. Ponemos en conjunción comunidades de profesores y estudiantes de muy diversas culturas, facilitamos el conocimiento mutuo, y, ponemos nuestro grano de arena, en pos de una sociedad mejor, más rica, innovadora y solidaria.

-¿En qué pasíses está más asentada la UNIR y desde cuándo? ¿Me puede especificar cada uno de ellos

-UNIR tiene estudiantes en más de 60 países, desde Canadá a Japón. Disponemos de 7 sedes internacionales. Tenemos una presencia creciente en toda América Latina: en 2012 UNIR, comenzó su andadura de forma decidida en Colombia. Nuestros títulos son reconocidos por el Ministerio de Educación Nacional en virtud del acuerdo prioritario de mutuo reconocimiento de títulos firmado entre España y Colombia. Más de 6.000 estudiantes colombianos han pasado por las aulas virtuales de UNIR. En el año 2013, nació UNIR-México. En ella se imparten titulaciones autorizadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP). Actualmente UNIR-México imparte 5 licenciaturas y 5 maestrías al amparo de la legislación mexicana que han alcanzado ya la cifra de los 1.600 estudiantes. En julio de 2016, UNIR fue la primera Universidad española privada de formación on-line que fue inscrita por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología de Ecuador (SENESCYT) en el listado de instituciones de educación superior no ecuatorianas de alto prestigio y calidad internacional que pueden registrar oficialmente sus títulos en el país. Este reconocimiento a la calidad de UNIR ha permitido alcanzar, en pocos meses los más de 1.500 estudiantes ecuatorianos que estudian nuestros programas. Además, UNIR tiene sede propia y está presente igualmente en Argentina, Perú, Ecuador y Bolivia.

-¿Cuáles son los principales proyectos de crecimiento en el exterior?

-América Latina es nuestro mercado natural. Alcanzar ser un referente en el campo de la educación on line en español es un objetivo que, sin perder la siempre necesaria humildad, creemos alcanzable a medio plazo. Queremos trabajar el mercado hispano en EEUU, la segunda comunidad hispana más grande del mundo con más de 40 millones de hispanohablantes. También estamos estudiando el mercado asiático. Pero somos conscientes que nuestra penetración en el lejano oriente es mucho más compleja y dificultosa.

-¿En qué medida les afectan en cuanto a organización las normativas académicas de cada uno de estos países?

-El marco normativo de cada país es totalmente decisivo para el éxito o el fracaso de un proceso de internacionalización como el que UNIR está llevando a cabo. Las regulaciones de reconocimiento de títulos extranjeros de educación superior, de gestión y aprobación de programas conjuntos, de proyectos de investigación, etc. son muy variadas y de su flexibilidad o no, depende en buena medida, que universidades como UNIR puedan prestar un servicio de calidad en esos países y que puedan crearse las redes de colaboración entre profesores e investigadores. En UNIR también prestamos un servicio a una gran cantidad de nacionales españoles que, por múltiples motivos, se encuentran en el extranjero. Gracias a UNIR, estos compatriotas pueden acceder a formación universitaria de calidad en español 'sin salir de casa' ayudándoles a conseguir un mejor futuro profesional. En este caso, es la propia normativa española la que a veces no facilita nuestra gestión. Sin duda el marco normativo es esencial.