La Rioja

Educación estudia el caso de Adrián

Sonia Amilburu y Marcos Tobías antes de entrar a la reunión de ayer con Abel Bayo.
Sonia Amilburu y Marcos Tobías antes de entrar a la reunión de ayer con Abel Bayo. / Justo Rodriguez
  • La Consejería volverá a pedir informes a los especialistas para tomar una decisión

  • Abel Bayo se reúne con los padres del niño de 10 años que padece epilepsia y hemiparesia y piden que se mantenga una educación combinada

Educación volverá a estudiar el caso de Adrián Tobías Amilburu. El consejero Abel Bayo se reunió con Marcos y Sonia, los padres del niño logroñés de 10 años que padece epilepsia y hemiparesia, y les transmitió que la intención del Gobierno de La Rioja es mantener a su hijo matriculado en un centro de educación especial. «Todos los informes son partidarios de que el niño vaya a un centro de educación especial porque no se relaciona con nadie. Todas las personas que han intervenido en su educación coinciden en esto», asegura Abel Bayo, incluyendo en esta opinión a los técnicos de Escolapias.

Y es que Adrián compatibilizó el pasado segundo curso de Primaria entre Escolapias y el centro de educación especial Los Ángeles, algo que los padres defienden como idóneo para su hijo y desean mantener una educación similar puesto que esta fue una propuesta de la propia consejería. «Lo que ha cambiado ahora es que el alumno no ha mejorado», argumenta Bayo. No obstante, el consejero de Educación del Gobierno de La Rioja, ante la insistencia de los padres de Adrián, declaró a Diario LA RIOJA que «no me he posicionado en la respuesta» y afirmó que «volveré a hablar con los especialistas a ver si se reafirman en lo dicho hace tres meses».

«Lo que entendemos como lo mejor»

De esta manera, con los nuevos informes técnicos, Educación tomará una decisión definitiva sobre el caso, por el que Marcos Tobías y Sonia Amilburu han presentado un recurso. «Quiero que los padres entiendan que la respuesta es lo que entendemos como lo mejor, aunque también quiero ser cauto y prudente porque entiendo a los padres, comprendo su actitud», declaró Bayo.

Sobre el protocolo de actuación y decisión en estas situaciones, el consejero explicó que «cada caso es objeto de una comisión especial y se concluye 'ad hoc', porque son situaciones complicadas». «La educación combinada no está reglada, es más una 'actitud' para que un alumno pueda mejorar, pero en el caso de Adrián consideramos que no se da», aseguró el consejero de Educación.

Por otra parte, Bayo informó de que actualmente existe otro caso en La Rioja de un alumno que recibe educación combinada entre un centro especial y otro ordinario. Ahora los padres de Adrián quedan a la espera de la decisión de Educación, que podría tomarse durante esta semana. Mientras tanto, sigue vigente la recogida de firmas que mantienen abierta a través de la plataforma Change.org para que Adrián pueda continuar con la educación combinada que se le facilitó el curso pasado. De hecho, la iniciativa lleva recogidas más de 26.400 rúbricas de apoyo en poco más de un mes. Y en parte los padres se apoyan en ellas: «No es algo que pensemos sólo nosotros, hay más de 26.000 personas que piensan igual. Además, nosotros creemos que tenemos el derecho de elegir la educación de nuestros hijos», argumenta Sonia Amilburu.

En la reunión

En la reunión, explicó la madre, el consejero de Educación les escuchó y les expuso los informes desfavorables a continuar con la educación combinada de Adrián. Sin embargo, Sonia afirma tener informes médicos que recomiendan continuar con una educación combinada, como el de la neuróloga del niño. «No hemos preguntado a especialistas en educación porque es algo muy ambiguo, unos opinan una cosa y otros, otra», reconoce Sonia.

En cuanto a la opinión del centro ordinario, Escolapias, los padres se mostraron sorprendidos: «A mí me aseguraron que mi hijo ha evolucionado. Evidentemente, en un año, yendo dos días a la semana, maravillas no se pueden hacer, pero yo misma veo que Adrián ha mejorado». En este sentido, Sonia Amilburu aseguró a este periódico que las madres de los compañeros de su hijo en Escolapias están preparando un escrito a favor de la petición de los padres: «Ellas consideran que también son parte implicada y también quieren opinar».