La Rioja

La Sociedad de Pediatría defiende que los niños deben ser atendidos por especialistas

García, Garrido y Bernad, ante los medios. :: miguel herreros
García, Garrido y Bernad, ante los medios. :: miguel herreros
  • El coordinador del centro de salud de Nájera asegura que no han recibido quejas porque a los pequeños los asista un médico de familia

La Sociedad de Pediatría de Aragón, La Rioja y Soria (SPARS) defendió ayer que «el mejor profesional para asistir a los niños tanto en atención primaria como hospitalaria es el pediatra».

La presidenta de la SPARS, Nuria García, insistió en que no se puede comparar la «formación específica» que recibe un especialista en sanidad infantil «durante un mínimo de cuatro años, que se pueden prolongar dos más», con los conocimientos de otros profesionales que, durante su cualificación, «rotan dos meses por Pediatría».

García se posicionó de este modo al hilo del malestar suscitado en la zona de salud de Nájera, donde desde hace más de cinco meses los 1.635 menores (de 0 a 14 años) de este área son atendidos por un médico de familia y un refuerzo específico, ante la baja del titular de la plaza y que el apoyo encontrara un trabajo a jornada completa en otro centro (estaba a media).

La máxima responsable de la SPARS admitió las dificultades existentes para cubrir las bajas de pediatras, ya que el déficit de estos especialistas afecta al conjunto de España. Así, instó al Ministerio de Sanidad a que «incremente las plazas MIR de Pediatría». «La Administración debería realizar un estudio de necesidades», remarcó. A su vez, consideró insuficiente que en el Hospital San Pedro sólo se incorporen dos residentes a esta rama cada año.

El 'Espacio para la Salud' organizado por la Casa de los Periodistas abordó ayer la cuestión de la atención pediátrica en La Rioja.

En este encuentro entre profesionales sanitarios y periodistas el presidente de la Asociación Riojana de Pediatras de Atención Primaria, José Vicente Bernad, convino en que «el mejor profesional para ver a un niño es un pediatra», pero ante su carencia, «un médico de familia entrenado en esta especialidad constituye la mejor opción». Y en este sentido, precisó que en La Rioja estos facultativos ocupan menos del 10% de las plazas de Pediatría, frente al más del 30% en Madrid.

«No hay pediatras para cubrir todas las necesidades desde atención primaria a hospitalaria; a no ser que los cupos de MIR en Pediatría fueran mayores», indicó. Aportó datos de que, al menos desde el 2009, se crean anualmente en torno a 410 plazas de residencia pediátrica a nivel nacional y consideró que «se tendrían que formar 20 más al año para reestructurar la especialidad y elevar la edad pediátrica de 14 a 16 años», otra de las demandas del ramo.

Si no se aumenta el cupo, avanzó que «en cinco o seis años tendremos problemas». En la actualidad, estimó que «en La Rioja hacen falta diez pediatras más».

Por su parte, la directora de Atención Primaria del SERIS, Rosa Garrido, trasladó un mensaje de «tranquilidad» a los padres de la zona de Nájera, ya que sus hijos «han estado perfectamente cuidados desde el minuto cero». Afirmó, incluso, que en la región «tenemos varias consultas de Pediatría (en Murillo, Autol y Pradejón) atendidas por médicos de familia de manera continuada desde hace años y la población está encantada».

En relación al caso de Nájera, el coordinador del centro de salud de la localidad riojalteña, José Tomás García, tildó lo que sucede «de una situación, no un problema». Aseguró que no han recibido quejas de ningún usuario y que a todos los pequeños se les han realizado sus revisiones obligatorias. Salud anticipó anteayer que incorporará un pediatra a principios de noviembre en Nájera.