La Rioja

Liberado un hombre secuestrado en Anguciana por una deuda de drogas

vídeo

El detenido, con agentes de la Guardia Civil / G.C.

  • El hombre había sido secuestrado en Zaragoza y le exigían el pago de 20.000 euros

La Guardia Civil ha liberado esta semana en Anguciana a un hombre que había sido secuestrado para que pagara una deuda supuestamente generada en el tráfico de drogas.

La Operación, llamada "Palofull", empezó el pasado día 4, cuando una mujer se personó a primera hora (sobre las 7 de la mañana) en el cuartel de la Guardia Civil de Nájera; decía que un familiar suyo le acababa de llamar por teléfono para decirle que estaba secuestrado en Anguciana y que había que reunir 20.000 euros para que lo liberaran.

Inmediatamente se puso en marcha una operación en la que se trasladaron a la localidad riojalteña efectivos de hasta cuatro unidades de la Benemérita: agentes de Haro, del equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), una Sección de Intervención Rápida (S.I.R.), Servicio Cinológico (perros especializados en la búsqueda de personas) y Unidades de Seguridad Ciudadana.

A las pocas horas localizaron la vivienda en cuestión; tras acordonar la zona, los agentes especializados entraron en la vivienda, liberaron al secuestrado (un hombre de 40 años, nacido en Madrid pero con domicilio en La Rioja) y detuvieron al secuestrador, de 46 años, natural y vecino de Bilbao.

En el registro de la vivienda propiedad del detenido, los agentes encontraron diversas sustancias estupefacientes y otras utilizadas para 'cortar' la droga, además de dinero y útiles necesarios para el envasado y pesaje de la droga. La casa contaba además con un invernadero tipo “Indoor” para el cultivo intensivo de marihuana, aunque en ese momento estaba vacío.

La víctima fue trasladada a un centro de salud para un reconocimiento médico, y luego a las dependencias de la Guardia Civil para que contara su versión de los hechos. Según explicaba, el día anterior (el lunes día 3) el detenido y otras dos personas le abordaron en Zaragoza. Tras obligarle a entrar en un vehículo, le trasladaron hasta Anguciana, donde, entre amenazas, le reclamaron el pago de esos 20.000 euros por una supuesta operación de compraventa de droga.

La investigación continúa abierta, y la Guardia Civil no descarta nuevas detenciones.