La Rioja

Investigan a la bodega Alazán de Rincón de Soto por un presunto fraude fiscal

Instalaciones de la bodega inspeccionada en Rincón de Soto. :: m.f.
Instalaciones de la bodega inspeccionada en Rincón de Soto. :: m.f.
  • La Agencia Tributaria y la Guardia Civil registraron el martes durante cuatro horas la sede de la compañía y los domicilios de los socios

Efectivos de la Guardia Civil e investigadores de la Agencia Tributaria procedieron a lo largo de la mañana del pasado martes a efectuar varios registros en las localidades de Rincón de Soto, Aldeanueva de Ebro y Alfaro. El amplio dispositivo se desplazó hasta los tres municipios riojanos para recabar información en referencia a un presunto delito de fraude fiscal llevado a cabo por la bodega Alazán, situada en el polígono industrial de Rincón de Soto, pero cuyos propietarios son de Aldeanueva de Ebro.

Los investigadores se emplearon a fondo durante toda la mañana buscando documentos y evidencias sobre el presunto delito tanto en las instalaciones de la bodega como en los domicilios de los socios de la misma, donde finalmente se requisó diversa documentación.

Ordenadores y 'pendrives'

Entre la documentación incautada figuran varios 'pendrives' y algún ordenador, además de diverso material contable y fiscal. Más de cuatro horas tardaron los agentes en hacerse con toda la información necesaria para continuar con las pesquisas de los posibles delitos fiscales.

Según ha podido saber Diario LA RIOJA, la investigación partió de una denuncia interpuesta por un particular en la delegación de la Agencia Tributaria de Logroño. No obstante, fue personal de la delegación de Pamplona el que se trasladó el pasado martes hasta estos tres municipios riojabajeños a realizar los registros necesarios para llevar a cabo la investigación, que se alargará hasta que se esclarezcan las posibles irregularidades que, según las fuentes consultadas por este periódico, se hicieron evidentes a raíz de una ampliación injustificada del patrimonio de los socios de la bodega.

Por ahora, indicaron las mismas fuentes, no hay indicios en la investigación que apunten a delitos o irregularidades relacionadas con la uva o incumplimientos de la normativa de la Denominación de Rioja, ya que se trata de una bodega que se dedica exclusivamente al vino de mesa.

Uno de los investigados y socios de la empresa inspeccionada es muy conocido en el mundo del vino, ya que ha sido durante varios años corredor de uva y también es socio de otros negocios vitivinícolas tanto en Rincón de Soto como en Aldeanueva de Ebro. Ninguno de estos otros negocios ha sido investigados por los agentes de la Agencia Tributaria.