La Rioja

El paro baja en septiembre en La Rioja para situarse en cifras previas a la crisis

  • El paro baja en 434 personas en uno de los peores meses de septiembre desde el inicio de la crisis y el número de desempleados desciende a 17.943

Dicen los analistas que septiembre no suele ser un buen mes en lo que a cuestiones laborales se refiere y que el fin de la temporada estival dispara el desempleo. Pero La Rioja no sigue el patrón estatal. Los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social lo confirmaron: el paro bajó en 434 personas (-2,36%). No es algo nuevo. Al menos durante los últimos ocho años esa ha sido la tendencia. Eso sí, en esa serie histórica es el tercer descenso más tímido, muy lejos de las cifras del año pasado (1.386) y del 2014 (1.303 parados menos).

«El descenso del paro riojano es estable, no coyuntural y acumula ocho meses consecutivos de bajada, lo que coloca la cifra de personas sin empleo como la tasa de paro en los niveles más bajos de los últimos siete años», celebró ayer la directora general de Empleo de La Rioja, Cristina Salinas, tras analizar unos datos que certifican que La Rioja cierra el tercer trimestre del año con 17.943 parados (lo que arroja una tasa de desempleo del 11,52%), cifra desconocida desde el ejercicio del 2008, última referencia temporal en la que la región tenía menos de 18.000 parados.

La satisfacción de Salinas chocó con la interpretación de los sindicatos. Así, en CCOO entienden que sí es una bajada coyuntural con dos motivos: «La temporada se alarga un poco más en esta región por las fiestas y por la vendimia». Mientras, desde UGT, consideran que el descenso es «positivo pero menor que el acostumbrado en este mes» y denuncian que los datos ponen de relieve «situaciones fraudulentas». «Resulta más que sospechoso que más de 400 trabajadores de la industria manufacturera riojana causen baja en la Seguridad Social en agosto y vuelven a ser dados de alta en septiembre, con el claro objetivo por parte de las empresas de ahorrarse el abono de las vacaciones», aseguran.

En el agregado nacional, el paro subió en 22.801 personas (el segundo incremento más bajo desde el 2008) y situó la cifra de parados en 3.720.297. «Es la cifra más baja de los últimos siete años», recordó el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo. Sólo Castilla-La Mancha (9.498) y Madrid (2.032) se sumaron a la tendencia riojana y recortaron el número de desempleados. En el extremo contrario, Andalucía (8.206), Cataluña (5.641) y Extremadura (4.174) fueron las que más subieron.

Por sectores, en La Rioja el paro bajó en todas las áreas de actividad salvo en el colectivo de sin empleo anterior (23 parados más). Agricultura lideró el descenso con 173 desempleados menos; en servicios bajó en 147 personas; en industria, en 104; y en construcción, en 33. Para la FER los datos son positivos pero su presidente, Jaime García Calzada, cree que lo que debe mejorar es el contexto: «Con una recuperación débil, es fundamental un Gobierno que ofrezca estabilidad y seguridad jurídica y consolide las reformas necesarias».

En el contexto nacional las tareas de vendimia sí que se han dejado notar con un descenso del paro agrícola de 12.507 personas. En industria el descenso fue de 3.345 personas y en construcción de 9.984. Pero frente a esos descensos, el fin de la temporada turística hizo que el paro en servicios creciera en 39.268 personas. A ellos se sumaron las 9.369 personas sin trabajo anterior que se inscribieron en las oficinas de demanda de empleo.

Por edades, el paro descendió especialmente en las personas de entre 25 y 45 años (-349 personas) y en mayores de 45 años (-215 personas) y subió entre los menores de 25 años (+130 personas). Por sexos, La Rioja cerró septiembre con 7.589 desempleados, 209 menos que el mes anterior y una tasa de paro del 9,03% -más de cuatro puntos por debajo de la media nacional (13,33%)-, y 10.354 desempleadas, 225 menos que el mes anterior. Esta cifra sitúa la tasa de paro femenina de La Rioja en el 14,44%, a 5,19 puntos de la media nacional (19,63%). Además, el número de desempleados extranjeros se situó en 3.377 personas (el 18,82% del el total de parados) tras un descenso de 72 parados en septiembre.