La Rioja

El rector de la UR reclama una financiación adicional para la reforma del edificio Vives

  • El curso arrancó el 15 de septiembre con 965 alumnos de nuevo ingreso y más de 5.000 en todos los títulos

Era su primer discurso como rector en el acto de apertura del curso académico en la Universidad de La Rioja y aprovechó para poner sobre la mesa una de las reclamaciones históricas de un campus que el próximo mes de mayo cumple 25 años: financiación adicional. Aunque en esta ocasión, Julio Rubio, que pilota la universidad desde hace cinco meses, puso nombre a sus deseos: la remodelación del Edificio Vives y su entorno urbanístico. Para ello, dijo, «necesitaremos la complicidad del Gobierno de La Rioja y del Ayuntamiento de Logroño». Precisamente con el segundo anunció que están manteniendo conversaciones para abordar una reforma urbanística de una parte del campus, cercana al edificio Vives, que incluiría un vial que una el edificio de Filologías con el Complejo Científico Tecnológico.

En cuanto a la reforma del Edificio Vives que, insistió, «sí necesita ser repensado desde el punto de vista de la accesibilidad, sostenibilidad y eficiencia energética», pidió al Gobierno de La Rioja una financiación «específica» para un proyecto singular que sea una muestra de «cómo diseñar nuestra universidad para los próximos 25 años: abierta a la ciudad, sostenible y con una gestión transparente».

Claro que el presupuesto no fue el único tema que abordó en sus primeras palabras en un acto tan protocolario como pomposo y en el que se dieron cita una amplia representación del Gobierno regional, con José Ignacio Ceniceros al frente, además de otras autoridades y representantes de toda la sociedad riojana. Hizo una breve exposición de sus «desafíos» para los próximos meses, pero antes de entrar en harina matizó que han huido «del cambio por el cambio y de aplicar ideas fantasiosas». En este punto explicó que se han embarcado en la creación de la Unidad de Igualdad, la apertura del canal UR Atiende y la iniciativa English Friendly Courses. Además, se han convocado elecciones parciales a claustro para que se emprenda la necesaria reforma de estatutos. «A partir de ahí, debemos revisar todas las normativas universitarias para actualizarlas y dejarlas libres de inconsistencia».

Explicó que buscan convertir las fundaciones General de la UR y Dialnet en herramientas de los ejes centrales de su política en la universidad y para conseguirlo «estamos trabajando para que el Rectorado, por medio de los vicerrectores, sea quien asuma la dirección estratégica de las dos fundaciones».

El momento más emotivo llegó con la imposición de la Medalla de Honor de la UR a José María Martínez de Pisón, rector del 2004 al 2012. Precisamente, el doctor José Ignacio Extremiana, encargado de su 'laudatio' (elogio), recordó la labor del exmandatario de la UR como el impulso dado a la investigación, al Complejo Científico Tecnológico (CCT) y al Instituto de Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV), además de la remodelación de la oferta académica.

El acto de apertura dio ayer oficialmente el pistoletazo de salida al curso académico 2016-2017, que en la práctica comenzó el pasado 15 de septiembre para los más de 5.000 alumnos que estudian en la UR. El grueso de ellos, 3.588 (96 menos que el curso pasado) en los 19 grados que se imparten en el campus; 361 en los títulos de máster, 242 en doctorado y 58 en las titulaciones a extinguir. De todos ellos, 965 son de nuevo ingreso -uno más que el curso anterior- sobre las 1.000 que se ofertan.

Al igual que otros años, los estudios más demandados han sido los de Enfermería, que recibió 704 solicitudes para 75 plazas, y Educación Primaria, que recibió 239 para 150. En el lado opuesto está el Grado en Administración y Dirección de Empresas que se quedó a falta de una solicitud para completar las 150 plazas que ofrece.

El nanomundo

En el acto de apertura del curso académico 2016-2017, Miguel Ángel Rodríguez Barranco, catedrático de Química Orgánica, impartió la lección inaugural 'Una aproximación al nanomundo'. Supo llegar al público ofreciendo ejemplos y aplicaciones de la nanotecnología, que no son exclusivas del campo de la electrónica. «Después de más de veinte años de investigación básica y aplicada, las nanotecnologías están ganando terreno en su utilización desde el punto de vista comercial». Por ejemplo, en la industria textil, con superficies que repelen tanto el agua como la suciedad. La industria cosmética tampoco es ajena a la incorporación de la nanotecnología. De hecho, recordó que hay una crema que contiene un principio activo a base de nanosferas. Finalmente se refirió al grafeno y a sus múltiples explicaciones actuales como la previsión de su potencialidad.