La Rioja

Almunia reclama una Europa que «resuelva los problemas del ciudadano»

Almunia, ayer en la Universidad de La Rioja, donde impartió una charla. :: justo rodríguez
Almunia, ayer en la Universidad de La Rioja, donde impartió una charla. :: justo rodríguez
  • El que fuera secretario general del PSOE esquiva pronunciarse sobre la crisis socialista y se limita a reconocer su «lógica preocupación»

Joaquín Almunia, exvicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo de la Competencia (2010-2014) y excomisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios (2004-2010), aterrizó ayer en la Universidad de La Rioja para participar en la jornada 'La Unión Europea y el Reino Unido tras el Brexit'. Tras reflexionar sobre la importancia de Europa en el siglo XXI, Almunia atendió a los medios de comunicación en una comparecencia que se pareció mucho al juego del gato y el ratón: los medios se centraron en la crisis del PSOE y Almunia en Europa, el Brexit y el futuro de la Unión.

Ganó Almunia, que apenas si hizo un par de menciones a la crisis del partido del que fue secretario general entre 1997 y 2000. Así, reconoció que la situación del PSOE la ha «vivido con la lógica preocupación» y cuestionado sobre cómo ven las instituciones europeas la inestabilidad del partido de la oposición y la provisionalidad del Ejecutivo, recordó que «la UE mira con interés lo que sucede en España... y lo que pasa en Francia, en Alemania...». ¿Está preocupado por el partido?, fue la pregunta. La respuesta evidenció cierto tono melancólico: «¿Quién no? Como ciudadano, como socialista, como español y como europeo. Pero como europeo no me preocupa sólo lo que pasa en una calle de Madrid, en un local de un partido que es el mío».

Entre esas otras preocupaciones están, sobre todo, el Brexit y el papel que la UE deba jugar a partir de ahora en el nuevo contexto comunitario y global. «Necesitamos que la Unión Europea avance y pueda resolver los problemas de los ciudadanos, los problemas sociales, los económicos, la falta de expectativas, la incertidumbre sobre el futuro, el miedo a la globalización, a que otros países emergentes superen a los europeos y se reduzcan nuestras cotas de bienestar», reflexionó Almunia que, en cualquier caso, defendió el papel vital que juega y jugará Europa: «La UE tiene serios problemas y crisis importantes, pero a su vez es la plataforma en la que podemos encontrar las mejores soluciones a los problemas que nos aquejan y a los desafíos que tenemos que afrontar».

En su ponencia, el que fuera máximo responsable de los socialistas españoles, se puso «en el papel de un británico al que su gobierno le convoca a un referéndum sobre si Gran Bretaña debe quedarse o no en la UE». «Europa es la PAC, es la reconciliación, la recuperación económica y también una plataforma desde la que debemos plantear el futuro de nuestro Estado del Bienestar; un espacio donde florecen las libertadas más que en ninguna otra zona del mundo y somos un modelo a imitar. Con defectos y problemas, pero no los tenemos que ocultar y seguir trabajando para resolverlos», abundó Almunia.

«Tenemos que llevar a la mente de los ciudadanos que buena parte de las soluciones a los problemas están en Europa. Tenemos que explicarles esto para no perder la perspectiva», completó el exvicepresidente de la Comisión Europea tras excusarse por sus constantes regates sobre la crisis del PSOE.