La Rioja

El PSOE riojano insiste en pedir un Congreso y en «oír» a la militancia

  • "La legitimidad para tomar las decisiones está en la militancia", subraya Arráiz

El PSOE de La Rioja, a través de sus representantes en el Comité Federal, ha insistido hoy en su postura de que la posición que tenga el partido sobre una posible abstención que facilite el Gobierno al PP debe adoptarse tras un congreso extraordinario y después de "oír" a la militancia.

Así lo ha subrayado hoy la vicesecretaria general del PSOE riojano, Bratriz Arráiz, en una conferencia de prensa, en la que se ha referido al desarrollo del Comité Federal del PSOE del pasado día uno, en el que ella participó.

Según recoge la Agencia Efe, Arraiz ha recalcado que la situación del secretario general del PSOE riojano, César Luena, "es la misma que era", tras abandonar el el pasado día uno el puesto de secretario de Organización federal y también ha recordado que la gestora que dirigirá el partido "y que todavía hay que nombrar oficialmente" tiene un miembro riojano, Francisco Ocón, secretario de Organización del PSOE regional.

La dirigente socialista ha considerado que lo ocurrido en su partido la semana pasada es "poco edificante" y "al final se ha tomado una decisión democrática", ha dicho, aunque "una gestora es para gestionar el día a día y la legitimidad para tomar otras decisiones está en la militancia", ha insistido.

"La última semana hemos vivido en el PSOE una situación que, cuando menos, es poco edificante, sobran las palabras", ha afirmado Arráiz, quien ha reconocido "presiones internas y externas" para, "al final, tomar de forma democrática una decisión que tardó doce horas, cuando se podía haber adoptado en media hora".

La decisión adoptada "es contraria a lo que proponía la Ejecutiva del partido" y deparó "la dimisión de Pedro Sánchez", algo "extraño" porque "un secretario general elegido por los militantes se va por una decisión de un Comité Federal", lo que pone de manifiesto que "los estatutos de este partido tienen unas lagunas que habrá que encarar en algún momento".

Porque, ha afirmado, dentro de los estatutos "no hay herramientas legales que digan cómo actuar cuando dimite un secretario general elegido por los militantes".

Por ello, ha insistido en que "la militancia es lo primero" y, "aunque haya poco tiempo, hay que articular la forma en la que los afiliados pueden participar en la toma de una decisión tan importante".

Ha detallado que los cinco miembros del Comité Federal riojanos "votaron a título individual", pero ha asegurado que todos ellos coinciden en que es necesario un congreso extraordinario para afrontar "esta situación" y para decidir la postura del partido ante una posible investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy.

Arraiz ha afirmado que ahora "se ha nombrado una gestora, con todas las sensibilidades, para afrontar la vida ordinaria del partido hasta que haya un congreso, pero la legitimidad para tomar otras decisiones, sobre todo si son de carácter extraordinario y urgente, está en la militancia", ha insistido.

"El PSOE todavía tiene fuerza y músculo y, aunque respetamos las decisiones tomadas, para otras hay que contar con los militantes lo máximo posible", ha subrayado y ha abogado por "un debate serio y no bronco dentro del partido".

La situación en la que se encuentra el PSOE es "complicada", ha reconocido, pero "la voluntad de todos es que este partido vuelva a ser fuerte y, para eso, hace falta unidad", aunque "eso no significa seguidismo", sino "debatir para que se tomen decisiones y respetarlas".

Arraiz ha aludido a comentarios que se han producido en las redes sociales sobre un posible paralelismo en lo ocurrido en el PSOE a nivel nacional y lo ocurrido en la asamblea socialista de Logroño, que tuvo una gestora tras ser destituidos sus dirigentes por el partido.

"Esta es una situación tan extraordinaria que no se puede argumentar con seriedad en una red social y lo ocurrido en Logroño es totalmente diferente", ha afirmado Arraiz, portavoz de su partido en el Ayuntamiento de la capital riojana.

En cualquier partido, "el PSOE no necesitas ahora pensar en eso, sino pensar en el futuro", ha concluido.