La Rioja

«Pedir la suspensión de la Lomce es una metedura de pata tremenda. Sería una ilegalidad»

Abel Bayo, en un momento de la entrevista concedida a Diario LA RIOJA :: díaz uriel
Abel Bayo, en un momento de la entrevista concedida a Diario LA RIOJA :: díaz uriel
  • El titular de Educación deja claro que La Rioja celebrará 'reválidas' «siempre que el ordenamiento nacional lo determine»

  • Abel Bayo Consejero de Educación y Empleo

El inicio del curso escolar ha venido a tranquilizar las aguas en la educación riojana tras un verano en el que las oposiciones, sus tribunales de corrección y las listas de interinos llegaron a poner en circulación el rumor de que Abel Bayo (Villarijo, Soria, 1957) había dicho basta. Él niega la mayor y con su habitual discurso de tono tranquilo y ajeno a estridencias (en el fondo y en la forma) intenta trasladar tranquilidad a un curso, el recién iniciado, en el que debutarán las reválidas de la Lomce. «Vamos a tener evaluaciones finales en cuarto de ESO y en segundo de Bachillerato siempre que el ordenamiento nacional lo determine», dice con meridiana claridad Bayo.

- La Lomce sigue condicionando toda la actualidad educativa.

- Está teniendo un recorrido muy dificultoso. Se aprobó en el 2013 y aún estamos con monsergas de si hay que suspenderla o paralizarla. Se está generando una incertidumbre ante una ley orgánica que es de obligado cumplimiento. Si no se está de acuerdo, hay otras instancias a las que acudir. De ahí se han derivado aspectos como el de las reválidas y ha habido comunidades que han presentado recursos en el Tribunal Constitucional (TC) que no han sido aceptados y que tampoco la ha declarado como no vigente. Algo de legalidad tendrá cuando se mantiene la vigencia de esa ley.

- ¿El gran problema de la Lomce son las reválidas?

- Este consejero nunca ha dicho su opinión sobre la ley, por lo que decir cuáles son los problemas significaría abrir flancos.

- Entonces, ¿qué opinión tiene el consejero sobre la Lomce?

- Que es una ley que hay que respetar. Una ley que valora la FP, el aprendizaje de una segunda lengua, que hace referencia a la atención a la diversidad no puede ser tan mala. Los grupos políticos valoran la FP, las lenguas, las TIC. Entonces, ¿dónde está el problema? El problema es que no somos capaces de ponernos de acuerdo de cómo llevarlo a cabo. Es una cuestión política y cuando hablamos de una ley orgánica la cuestión ideológica debe quedar al margen.

- ¿Y sobre las reválidas?

- No existen reválidas. Hay evaluaciones finales.

- ¿Sobre las evaluaciones finales que todo el mundo llama reválidas?

- Muchas veces se habla sin tener conocimiento de causa. Si hablamos de la evaluación de 2º de Bachillerato, el predicado que hay que añadir es que prácticamente no mantiene diferencias con la PAU. El alumno tiene que hacer las troncales, dos troncales de elección y una optativa. La ponderación de la nota será de 60/40. ¿Cuál es la diferencia de la PAU cuando los propios rectores asumen esa estructura? No hay ninguna. ¿Dónde está el problema? Que cuando se habla de la evaluación se le añade la palabra segregación. ¿Dónde está la segregación?, ¿en que un alumno tiene un resultado y otro uno diferente? Siempre ha sido así. Y que las evaluaciones sirvan de diagnóstico me parece perfecto y que lo que no se evalúa no es susceptible de mejora.

- ¿Habrá reválidas en La Rioja?

- Sí, sí. Vamos a tener evaluaciones finales en cuarto de ESO y en segundo de Bachillerato siempre que el ordenamiento nacional lo determine. Nosotros siempre respetaremos la ley, nos guste más o nos guste menos. Si no la respetamos, ¿qué nos queda? El derecho del más fuerte.

- Estamos en octubre y nadie sabe cómo van a ser las pruebas. Entenderá la inquietud de alumnos y docentes.

- Antes del 30 de noviembre el Estado dará a conocer la estructura de las pruebas. Ya están preparadas la matrices y el Ministerio se compromete a entregar exámenes tipo para que el alumno conozca a qué se enfrentará. En cualquier caso, debemos desterrar la idea de que en 4º de Secundaria o 2º de Bachillerato a los alumnos se les forma para superar la prueba correspondiente. No formemos a los alumnos para superar un examen sino para que sean capaces de aplicar las competencias que han adquirido.

- La UR lideró, dentro del G9, un sistema para formatear esas reválidas a la PAU. ¿Es un órdago a la Lomce o un respaldo?

- La decisión de la UR y del G9 de aceptar la prueba final de Bachillerato es colaboradora y leal. No tiene sentido que al alumno se le someta, y la universidad podría hacerlo, a una prueba propia. Renunciando a esa posibilidad, el grupo del G9 lo va a llevar a la CRUE para que lo implanten todas las universidades. Es sensato y prudente.

- El Parlamento de La Rioja les ha pedido suspender la aplicación de la Lomce. ¿Se puede cumplir esa demanda?

- No es que no se pueda hacer caso a la petición, es que si se les hace caso, que me digan qué ponemos en su lugar. Sí se suspende la aplicación de la Lomce, ¿qué hacemos? ¿Volver a la ley anterior que ya está derogada? Es una contradicción, una metedura de pata legal tremenda. Claro que no. No podemos llevarlo a cabo. Una comunidad autónoma no tiene competencias para oponerse a una ley orgánica. Este consejero siempre respetará la ley, sea la que sea. No hacerlo sería una ilegalidad.

- ¿Que ha pasado en las oposiciones y con los tribunales?

- No ha pasado absolutamente nada. Una oposición no es un examen, sino que busca a los mejores en cada materia. Existe un Real Decreto nacional que regula el ingreso en la función pública docente y que es el que hay que aplicar. Eso es lo que hemos hecho. Los tribunales tienen autonomía funcional y son ellos los que definen cómo evaluar a las personas. Todas estas cuestiones se han puesto en duda y están en el Real Decreto y en la convocatoria. Si buscamos a los mejores, buscamos los mejores y lo hacemos con el personal docente que está en los centros y que son los que forman parte de los tribunales. Es cierto que hubo algo añadido, que fueron las listas de interinos. Desgraciadamente hubo un error informático. Una base de datos falló y por eso hubo una baremación no adecuada de los interinos. Se corrigió inmediatamente.

- ¿Eso provocará cambios en las próximas convocatorias?

- Aplicaremos lo que diga la ley. Si hay un Real Decreto que dice cómo debe ser el procedimiento de ingreso, así se hará, como así se ha hecho.

- El fracaso escolar ha sido uno de los caballos de batalla de la Consejería. ¿Se ha ganado esa pelea?

- No está ganada esa batalla. Requiere la participación permanente en muchas batallas. El fracaso escolar tiene que ver mucho con la estructura social y familiar y conviene tener siempre las espadas en alto. Ahí la FP básica tiene mucho que ver. Esta comunidad fijó para el 2020 el 17% partiendo del 34%. En el 2015 tendríamos que tener el 24,5% y estamos en el 21%. Eso nos permite ser optimistas. Hemos llegado a un punto en el que hay que dar un pequeño empujón para seguir hacia abajo.

- Cantabria ha estrenado calendario escolar introduciendo semanas de descanso. ¿Cree que sería viable en La Rioja?

- Esta semana nos hemos reunido con la FAPA. No todas las voces son positivas ni negativas. Tenemos que estar atentos sabiendo que esto es algo experimental y habrá que hablar con todas las partes y, sobre todo, con los padres, los alumnos y el personal docente. Tendremos que tomar la decisión que sea mejor para el alumno.

- ¿Ha estado este verano el consejero más cerca de volver a las aulas que a la Consejería?

- (Ríe) Este consejero está siempre cerca de las aulas. Yo me levanto pensando en cómo actuaría si estuviera en clase. No estoy ni cómodo ni incómodo en la Consejería. Uno no viene aquí para estar de vacaciones y las tareas en las que me muevo son de ámbitos que tienen su complejidad.

- Entonces, ¿presentó su dimisión?

- No. Quien haya dicho que lo he hecho tendrá que demostrarlo.