La Rioja

Carlos Moro, Premio Nacional de Innovación 2016. :: Jonathan Herreros
Carlos Moro, Premio Nacional de Innovación 2016. :: Jonathan Herreros

«No digo que Ribera no lo sea, pero Rioja es un gran valor comercial»

  • Carlos Moro Bodeguero y Premio Nacional de Innovación

  • El empresario castellano asegura que el desarrollo de nuevos productos como los vinos sin alcohol no resta a sus marcas 'top' de Matarromera o Rioja

Carlos Moro, Premio Nacional de Innovación 2016, mantuvo ayer un encuentro con el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, y con los consejeros de Agricultura, Íñigo Nagore, y de Desarrollo Económico, Leonor González Menorca. El empresario vitivinícola (Grupo Matarromera), que hace año y medio adquirió una bodega en San Vicente, cuenta con otras siete en diferentes zonas españolas, entre ellas Emina, donde ha desarrollado una gama completa de vinos sin alcohol con un fuerte departamento de investigación y desarrollo.

- ¿Es posible la innovación, en nuevos productos me refiero, en un mundo tan 'clásico' como el del vino?

- Por supuesto. Nosotros tenemos 17 proyectos de investigación en marcha. Estamos en ocho denominaciones de origen y tenemos cien vinos diferentes. Cada uno tiene su sentido y su valor. En Matarromera, en Ribera del Duero, y en Carlos Moro, la bodega que bautizamos con mi propio nombre en Rioja, elaboramos los mejores vinos, pero también hacemos espumosos, frizzantes y vinos sin alcohol o con bajo contenido alcohólico. Ello no resta a los vinos de Carlos Moro o Matarromera. Simplemente, son diferentes. Personalmente, entiendo que hay consumidores y oportunidad para todos los productos naturales derivados del vino. España es el país con mayor superficie de viñedo del mundo y me pregunto por qué no vender vinos de valor añadido con bajo o cero contenido alcohólico. La investigación sirve para conocer mejor la uva, el viñedo y la bodega. Este conocimiento nos llevó a separar diferentes componentes del vino y ahí estamos. Somos capaces de conservar los aromas y podemos quitar y duplicar el alcohol manteniendo el mismo carácter del vino.

- ¿Tiene futuro el vino sin alcohol?

- Estamos convencidos. En principio, pensamos en comercializarlo en países árabes pero tenemos más éxito en los países con sociedades más modernas como Finlandia, Suecia, Canadá o Reino Unido.

- ¿Y en España?

- En España lo vendemos en todas las cadenas de alimentación, aunque por el momento no hemos llegado a la hostelería. Todavía falta conocimiento del producto entre restauradores, sumilleres e incluso entre los clientes, pero se acabará imponiendo. Hay personas, embarazadas por ejemplo, deportistas o conductores a los que les gusta el vino y pueden tomarlo sin alcohol o con una graduación mucho más moderada. En las catas ciegas que hacemos con consumidores, normales no expertos, el 50% no sabe distinguir el vino con alcohol del vino 'sin' y en muchos casos les gusta más.

- ¿Cómo llevan su proyecto en Rioja, en San Vicente?

- Contamos ya con 23 parcelas, unas 20 hectáreas en San Vicente y Labastida y seguiremos paso a paso. Los vinos de Carlos Moro son la gama más alta de nuestro grupo, con la selección de uvas de viñedos que van desde los 35 hasta los cien años. El año pasado hicimos nuestra primera cosecha y el año que viene saldrán los primeros vinos. Las impresiones de momento, nuestras y de quienes los han probado, son muy buenas.

- ¿Qué le parece el proyecto con que trabaja Rioja para desarrollar los 'Viñedos Singulares'?

- Nosotros tenemos viñedos singulares y Bodegas Carlos Moro sacará al mercado dos vinos de pago, de finca o cómo se acaben llamando. En cualquier caso, la especificidad, la singularidad está bien pero en el mercado exterior somos muy pequeños y no conviene poner las cosas muy difíciles. Los vinos de alta gama son una minoría. Respecto a otros 'jaleos', yo soy más partidario de la unión, aunque por supuesto sin renunciar a la especificidad.

- ¿Quiere decirme que Rioja aporta?

- Por supuesto, y mucho. Tenemos bodegas en ocho zonas del país y Rioja es un gran valor comercial mundial, y también en España. No digo que Ribera del Duero no lo sea, pero Rioja es Rioja.