La Rioja

Ernesto Gómez. :: J. Herreros
Ernesto Gómez. :: J. Herreros

«Debemos entender que el sistema público de pensiones es inviable»

  • Gómez Tarragona aboga por un gran pacto social aunque advierte de que «para ello lo primero que hace falta es un gobierno»

  • Ernesto Gómez Tarragona Decano del Colegio de Economistas de La Rioja

Ernesto Gómez Tarragona, decano del Colegio de Economistas de La Rioja, advierte de que los datos sobre la viabilidad del sistema de protección social hay que «situarlos en un contexto porque España es diferente». «En la mayoría de países europeos las ayudas de protección social duran menos -explica-, pero también son cuantías mucho más importantes, así que, por un lado, es cierto que tenemos más población dependiente de prestaciones, pero habría que ver los costes».

- ¿Se puede hablar de 'salud' del sistema de bienestar con más población 'subvencionada' que empleados privados?

- El principal problema que tenemos en España son las pensiones. De hecho, 60 de los 70 millones mensuales que cuesta la protección social en La Rioja es el pago de las pensiones contributivas. Se ha venido parcheando, con alguna pequeña reforma, pero debemos entender de que el sistema público de pensiones es inviable.

- Pero también es un derecho por el que se ha cotizado toda la vida...

- Sin duda. Pero hay que empezar a poner el problema encima de la mesa. El PSOE ya incluyó en su programa que había que poner un nuevo impuesto para sufragarlo. En otros países europeos, las pensiones suponen el 40/45% del último salario percibido, cuando en España llega al 90%. Evidentemente, con sueldos de 1.000 euros es imposible. Ése sistema es sostenible en países donde el futuro pensionista puede ahorrar durante 20 ó 30 años a sabiendas de la pensión que percibirá y con incentivos fiscales que en España no hay. Habría que mejorar sustancialmente los incentivos al ahorro a medio y largo plazo y es necesario un gran pacto social... pero para ello lo primero que necesitamos es un gobierno.

- ¿Y qué me dice de las prestaciones sociales?

- Que también España es diferente. Tenemos un problema cuando el Inem no recibe ofertas de empleo. No tiene la confianza de las empresas y, sin embargo, se prorroga continuamente el plan Prepara para no dejar tiradas a las familias sin ingresos. En otros países las ayudas son más generosas, pero duran menos porque hay políticas activas de empleo. Seguramente el coste en dinero sea similar pero parece más adecuado encaminar a la gente al trabajo.

- El sector público, ¿debería redimensionarse?

- No creo que sea un problema el número de funcionarios. De hecho, los países más desarrollados tienen más empleados públicos. El problema en España es la falta de flexibilidad y así hemos visto cómo mientras el asalariado privado sufre la crisis el empleo público no tanto. En España persiste la mentalidad del empleo vitalicio e incluso con apenas movilidad interna dentro de la administración.