La Rioja

Un líder desde Logroño

fotogalería

Un grupo de trabajadores, en la factoría / Antonio Díaz Uriel

  • Zahoransky, número uno mundial en la fabricación de máquinas para hacer cepillos, amplía sus instalaciones logroñesas

El grupo alemán Zahoransky quiere consolidar su liderazgo mundial en la fabricación de máquinas para hacer cepillos desde sus instalaciones de Logroño, donde este viernes ha inaugurado la ampliación de su fábrica.

El presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; el presidente del Consejo de Administración de la compañía, Ulrich Zahoranaski; y un representante el ministro de la embajada alemana en España, Werner Schaich, han asistido a este acto inaugural.

además

  • Zahoransky inaugura la ampliación de su fábrica en Logroño

  • VídeoCuarenta y tres años en Logroño

Zahoransky ha ampliado sus instalaciones en Logroño construyendo una nueva planta de 4.500 metros cuadrados, que ocupa los terrenos de la antigua y otros adyacentes, en la que ha invertido 2,5 millones de euros y en donde espera ampliar su plantilla hasta el centenar de trabajadores, el doble de la que tiene ahora.

Esta empresa, asentada en La Rioja desde hace cuatro décadas, forma parte de un grupo industrial compuesto por 11 fábricas, distribuidas en China, Alemania, India, Japón, Estados Unidos y España, con unos 700 empleados en total y una facturación de más de 84 millones de euros, con la que lidera el mercado de la fabricación de máquinas para hacer todo tipo de cepillos.

Gracias a esta ampliación ha podido instalar en la planta nueva maquinaria que mejora la productividad de la fábrica, que, a su vez, construye máquinas para hacer cepillos de todo tipo, desde escobas a cepillos de dientes.

También produce moldes de inyección, máquinas emblistadoras y todo tipo de automatizaciones para este sector.

Ulrich Zahoranasky ha destacado la "eficiencia" de los trabajadores de esta planta riojana y ha asegurado que el día de hoy es "muy importante" para su padre, quien fue el que decidió hace más de cuarenta años construir esta fábrica, según ha informado la agencia EFE.

Ha asegurado que la empresa afronta "un futuro prometedor" gracias a que "vamos a poder fabricar productos de altísima calidad desde aquí" porque "hemos sabido comprender que el momento de invertir era ahora, palabra española que está dentro del nombre de Zahoranasky".

Ceniceros ha subrayado la importancia de esta ampliación empresarial "no solo por lo económico, sino también por cómo va a contribuir a la formación de alumnos riojanos", al colaborar en el programa de Formación Profesional Dual de La Rioja.

Un líder desde La Rioja

"Esta empresa es un espejo en el que mirar", ha afirmado Ceniceros, quien ha animado a otras empresas alemanas a "invertir en una tierra en la que hay suelo industrial a precio competitivo, diálogo social, estabilidad laboral, equipos cualificados e incentivos.

Gamarra ha agradecido a esta empresas su apuesta por Logroño, por la innovación y la formación y ha defendido que Zahoransky es una muestra de que "se puede competir a nivel internacional desde una empresa familiar".

Schaich ha definido a esta empresa como "un campeón en la sombra", que "es el calificativo que le damos a pymes alemanas que son líderes mundiales en su sector".

Ha recordado que en España están asentadas 1.300 empresas alemanas, que facturan más de 82.000 millones de euros, lo que supone el 8 % del PIB español, y dan trabajo a más de 200.000 empleados.