La Rioja

Los policías locales podrán adelantar su edad de jubilación hasta los 59 años

Un agente local sanciona a un vehículo mal aparcado. ::
Un agente local sanciona a un vehículo mal aparcado. :: / Miguel Herreros
  • Los ayuntamientos negociarán con el Ministerio quién asume el pago de las cotizaciones para evitar que las pensiones queden mermadas

Los agentes de los cuerpos de Policía Local de toda España podrán adelantar su edad de jubilación de los 65 a los 59 años. A falta de que el Ejecutivo central dé el paso definitivo con la aprobación del Real Decreto que prevea esa posibilidad sin penalización en su pensión futura, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) respaldó en el pleno del pasado lunes la histórica petición de los agentes. Tras ese encuentro el presidente de la FEMP, Abel Caballero, demandó a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que trabaje en la aprobación de esa norma para que «esta jubilación llegue a término de la forma más breve posible».

De esta manera los agentes de Policía Local quedarían equiparados a otros colectivos de riesgo, como la Policía Nacional o los bomberos.

En el conjunto de España hay cerca de 70.000 policías locales, de los que unos 3.200 habrían superado los 60 años y al menos otros 4.000 tendrían entre 55 y 60 años. En el caso de La Rioja, el secretario general del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME) de Logroño, Guillermo Chinchurreta, sin datos exactos, calcula que serán unos 380 los policías locales que trabajan en Logroño, Alfaro, Arnedo, Calahorra, Haro, Lardero, Nájera y Santo Domingo de la Calzada. De todos ellos, menos del 10 por ciento, según estima Chinchurreta, podría optar a esa jubilación. Por cuestiones obvias, buena parte de las jubilaciones sería de agentes municipales de Logroño: «Somos unos 230 agentes en Logroño y si esto se aprobara ahora mismo serían 17 los agentes que se verían afectados».

Esa jubilación, que sería opcional, no tendría efectos en la pensión futura de los agentes, algo para lo que los respectivos ayuntamientos tendrían que hacer frente a las cuotas de cotización correspondientes a ese adelanto. «Los más interesados son los propios ayuntamientos. Hay un porcentaje de absentismo laboral importante en mayores de 60 años que es cubierto por otros agentes que cobran horas extra», dice Chinchurreta, que da por hecho que en la FEMP, antes de dar el visto bueno a ese adelanto en la edad de jubilación, han hecho cuentas y han comprobado la rentabilidad de esas jubilaciones. «El objetivo siempre es prestar el mejor servicio», dice el responsable del SPPM, que entiende que hay limitaciones propias de la edad que pueden hacer inviable esa meta.

Chinchurreta, satisfecho por lo aprobado el lunes en la FEMP, recuerda que es una reclamación que nació en el año 2006. «Se constituyó una coordinadora de policías a la que se adhirieron todos los sindicatos e iniciamos las gestiones con el Ministerio y con la Dirección General de la Seguridad Social». Tras lograr que la profesión de agente de policía local fuera considerada de riesgo ahora confían en que la ministra Báñez cumpla su promesa: «Nos ha dicho en varias ocasiones que no habrá problemas y que, incluso en funciones, el Gobierno tiene capacidad para aprobar el Real Decreto».

Desde el Ayuntamiento de Logroño la alcaldesa, Cuca Gamarra, -que también forma parte de la Junta de Gobierno de la FEMP- valoraba «positivamente» una medida que personalmente ha defendido en la federación. «Es un tema que venimos reivindicando desde la pasada legislatura», abundaba Gamarra, que apuntaba que el Ministerio también había dado su visto bueno a la medida. En cualquier caso, decía, «hay aspectos que necesitamos que nos aclare el Gobierno de España». En concreto son detalles de carácter presupuestario que «en ningún caso condicionan nuestra decisión de apoyar el adelanto de la edad de jubilación», alegó Gamarra.

Desde el Gobierno regional, Cristina Maiso, directora general de Justicia e Interior, explicaba que se trata una decisión estatal «que respaldaremos porque se trata de una competencia nacional. Es una reivindicación de los sindicatos y a nosotros, en la competencia de coordinadores de las Policías Locales, nos podría afectar en la determinación del paso a la segunda actividad, pero es algo que ya se verá en su momento».