La Rioja

La Justicia falla contra la gestora del balneario de Grávalos y a favor de dos empleadas

grávalos. La gestora del balneario de Grávalos cesó su actividad a mediados de diciembre del año pasado después de abrir dos de las treinta temporadas que tenía adjudicadas.

El Ayuntamiento comunicó en primavera su intención de rescindir el contrato de explotación y los trabajadores, tras recibir la carta de despido en abril y no cobrar desde diciembre, presentaron denuncias contra los gestores. Ayer, el Juzgado de lo Social número 3 de Logroño hizo públicas dos sentencias de la letrada Judit González Barriales por despido improcedente contra las que se podrá presentar recurso.

En el caso de Lorena Fraile Ovejas contra Hotel Balneario de Grávalos S.L., Bienestar Hoteles y Resorts S.L., Termas de Villalva S.L. y Tesal Explotación S.L., la magistrada ha declarado nulo el despido. Condena a las tres primeras empresas a abonar de forma conjunta 4.022 euros de indemnización, salarios de tramitación devengados a razón de 48,76 euros al día (del 13 de abril al 16 de junio del 2016) y 7.364,36 euros de salarios y liquidación de la relación laboral, más intereses.

También se ha fallado a favor de María Aránzazu Goicoechea Tovar a la que deberán abonar 4.177,80 euros de indemnización, salarios de tramitación devengados del 13 de abril al 16 de junio por 50,64 euros al día y 7.517,64 por salarios y liquidación de la relación laboral, más intereses.

Se condena a las tres firmas a pagar las costas del procedimiento incluidos los honorarios de los letrados de las trabajadoras y se absuelve a la otra denunciada, Tesal Explotación S.L.

Las notificaciones se anunciaron en el Boletín Oficial de La Rioja ya que Hotel Bienestar de Grávalos S.L. se encuentra en situación de ignorado paradero.

Otros cinco empleados tendrán el 10 de enero del 2017 un acto de conciliación con los gestores. Si no hay acuerdo, se celebrará el juicio ese mismo día.