La Rioja

La prórroga del Plan Estatal de Vivienda reportará a La Rioja 5,3 millones más

Carlos Cuevas y Carlos Alonso, ayer en su comparecencia ante los medios. :: juan marín
Carlos Cuevas y Carlos Alonso, ayer en su comparecencia ante los medios. :: juan marín
  • La cifra prevista para el 2017, a la que se sumará una partida de 1,2 millones por parte del Gobierno regional, impulsará el alquiler y la rehabilitación

logroño. El Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 llega a su fin, pero el Gobierno de España no está capacitado legalmente para aprobar uno nuevo al seguir en funciones. Ante esa coyuntura y con el fin de garantizar el mantenimiento de las ayudas dependientes de este programa, el Ministerio de Fomento ha tomado una decisión de continuidad: articular una prórroga para el 2017.

En el caso de La Rioja, la fórmula reportará a las arcas de la comunidad 5,3 millones provenientes de Madrid que se destinarán básicamente a impulsar el alquiler y la vivienda. Así lo comunicó ayer el consejero del ramo, Carlos Cuevas, quien alabó en compañía del director general de Urbanismo y Vivienda, Carlos Alonso, el «acierto» de Fomento. «Se trata de un ejercicio de responsabilidad que da tranquilidad a los miles de riojanos que cada año reciben ayudas para facilitar el acceso a una vivienda y mejorar el estado de conservación de los inmuebles», agregó para afear la actual inestabilidad política dado que «en caso de que contar ya con un Gobierno con plenas facultades los recursos de Fomento a la comunidad podría duplicarse».

No será el único dinero que La Rioja dedicará el próximo año a la que Cuevas describió como una «política social clave». La aportación ministerial se complementará con recursos propios de la región en forma de 1,2 millones extra, elevando así el montante de la colaboración entre ambas instituciones a más 13 millones en los ejercicios 2016 y 2017. Como recordó el consejero, el Plan Estatal de Vivienda es una herramienta «vital» que en el periodo 2013-2016 dio un giro sustancial respecto a los anteriores por razón de la crisis. «En vez de apostar por la construcción, se optó por promover el alquiler como vía natural para acceder a un piso y fomentar la rehabilitación de edificios», dijo.

El resultado de esas acciones es que cerca de 1.400 familias se han beneficiado en La Rioja de las ayudas al alquiler en las convocatorias celebradas en 2014 y 2015, con un importe cercano a los 3 millones de euros. Además, 111 edificios con más de 1.300 viviendas han recibido ayudas para la rehabilitación, con una cuantía de 2,7 millones que ha generado en el mercado una inversión de 8,2 millones y la creación o mantenimiento de unos 400 empleos.