La Rioja

Médicos del mañana

Los cuatro alumnos, con la consejera María Martín, Rábade, directivos del Seris y médicos tutores. miguel herreros
Los cuatro alumnos, con la consejera María Martín, Rábade, directivos del Seris y médicos tutores. miguel herreros
  • Cuatro alumnos de Medicina inician sus prácticas en el San Pedro

Alguna ya lucía bata blanca y estetoscopio. Cuatro alumnos del último curso de Medicina se incorporaron ayer al Hospital San Pedro para iniciar sus prácticas clínicas.

Todos son vecinos de Logroño. Diego Viguera, Ana Sáenz de Pipaón y Claudia Arán estudian en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza e Itziar Amestoy, en la Universidad de Lérida.

A partir de ahora, estos doctores del mañana emprenderán un rotatorio clínico por distintas especialidades (Medicina Interna, Cirugía, Medicina Familiar y Comunitaria, Pediatría, Urgencias y Oncología, entre otras) durante 16 semanas (algo más en el caso de la estudiante procedente de Lérida) para obtener una aproximación a lo que en un futuro constituirá su ejercicio diario.

La consejera de Salud, María Martín, acudió a recibir a estos chicos en compañía del director del Área de Salud de La Rioja, Juan Ramón Rábade, y de directivos del Seris y médicos tutores.

Martín alabó el «buen gusto» que han mostrado estos jóvenes al escoger el San Pedro para llevar a cabo estas prácticas obligatorias. ¿Las razones? «La tecnología, los profesionales y la humanidad» con que, dijo, se trabaja en este centro hospitalario.

Rábade les dio una buena noticia. «En Medicina Primaria y Especializada se va a producir una importante descapitalización de facultativos en la próxima década porque muchos se jubilarán, así que empiezan a faltar profesionales», comentó a los chicos, animándoles a exprimir estos meses de formación ya que «hay una oportunidad de empleo».

Diego y Ana no estaban dispuestos a desaprovechar la experiencia. «He elegido el San Pedro porque quiero ver cómo es la sanidad en La Rioja, puesto que me quiero quedar aquí», afirmó este galeno en ciernes. Ana ya completó el pasado año unas prácticas en el hospital logroñés y como le gustó el trato, repite. «Me encantaría sacar plaza aquí», aseguró esta joven que tiene bastante claro que lo suyo son las Urgencias y/o Emergencias.

Itziar en cambio aspira a que el paso por las diversas especialidades le aclare sus dudas. Sabe que no se dedicará a la dermatología, traumatología o endocrinología; pero entre pediatría, ginecología o quirúrgicas no se decanta aún. «Como este año voy a conocer muchas, iré decidiendo». A Claudia otros compañeros le recomendaron el San Pedro «porque estuvieron muy bien atendidos y aprendes». Ella se marca un doble objetivo para los próximos meses: formarse, pero también «volver a acostumbrarte a vivir en casa con tus padres».