La Rioja

Fernando Domínguez. :: j.m.
Fernando Domínguez. :: j.m.

FeSP-UGT exige el fin de los contratos temporales para cubrir puestos permanentes

Logroño. El secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos, FeSP-UGT, Fernando Domínguez, reclamó ayer al Gobierno de La Rioja que «tome nota» de las recientes sentencias del Tribunal de Justicia de la UE en las que, además de dictaminar que renovar nombramientos temporales cuando las necesidades son permanentes vulnera la reglamentación europea, obliga a indemnizar a los contratos temporales como a los fijos.

«Lamentablemente, esto ha sido una práctica habitual en la Administración riojana y en todos sus sectores, servicios generales, justicia, sanidad y educación, especialmente en los dos últimos, con contratos por acúmulo de tareas en el SERIS y contratos de interinidad en Enseñanza», denunció Domínguez, quien animó «a todos los trabajadores a que acudan a nuestro servicios jurídicos si creen que su caso particular está afectado por estas sentencias».

El dirigente sindical, quien compareció acompañado por Pilar García López de Lacalle (Salud), Alicia Romero (Enseñanza) y Miguel Ángel Gurrea (Comunidad Autónoma), explicó que las sentencias de la UE «han venido a dictar que el personal funcionario interino o estatutario temporal que esté concatenando nombramientos para cubrir puestos cuya naturaleza debiera ser estructural deberían tener los mismos derechos que la jurisprudencia española actual reconoce para el personal laboral a través de la figura del indefinido no fijo y, además, han venido a reconocer también que todos los contratos temporales tienen reconocido el derecho a una indemnización del contrato de al menos 20 días por año trabajado o parte proporcional, la misma que corresponde al despido por causas objetivas en los contratos indefinidos».

Por su parte, Alicia Romero recordó a los docentes interinos que continúan en el mismo puesto sin que salga la plaza a oposición, 950 personas; y Pilar García denunció que en Salud se han hecho «contratos para una guardia».