La Rioja

Bayo defiende que las oposiciones a maestro cumplieron las normativas

Bayo defiende que las oposiciones a maestro cumplieron las normativas

  • La oposición exige más transparencia y mejoras para evitar que se repita el «cúmulo de errores y despropósitos»

logroño. El consejero de Educación, Abel Bayo, aseguró ayer que las oposiciones al cuerpo de maestros celebradas el 18 de junio se desarrollaron conforme a la normativa nacional y a la resolución autonómica publicada en abril.

Bayo, que compareció en el Parlamento a petición del Grupo Socialista, constató que no ha habido «irregularidades» en la composición y funcionamiento de los 34 tribunales evaluadores, ni tampoco ha habido problemas para garantizar el anonimato de los aspirantes. Así, transmitió un mensaje de «confianza y tranquilidad» en este proceso, en el que han participado 2.630 personas en diversas especialidades, que aspiraron a 86 plazas, porque «los tribunales han desarrollado su trabajo evaluador con rigor y solvencia».

Entre titulares y suplentes, 340 docentes en activo formaron parte de estos tribunales, formados cada uno por cinco personas con el fin de evitar posibles empates, explicó Bayo, quien garantizó «la objetividad de cada uno de los tribunales». «Poner en duda su trabajo es como poner en duda una ley», avisó para exigir, respecto a las irregularidades denunciadas por los sindicatos, que se demuestren, porque «otra cuestión muy diferente es la posición que ocupan los aspirantes en el listado de interinos».

El consejero, señaló que «las oposiciones tienen que valorar al mejor cualificador, porque cuanto mejor sea la cualificación de esas personas, mejor será también la calidad educativa», subrayó que el proceso de oposiciones «respeta escrupulosamente» todos los aspectos de la normativa básica.

Álvaro Azofra (PP) defendió que su partido desea que La Rioja cuente con el mejor sistema educativo posible y destacó que ninguna organización sindical se opuso a las bases de la convocatoria.

Disparidad de criterios

Emilia Fernández (PSOE) criticó la «disparidad de criterios» por parte de los tribunales evaluadores, por lo que a algunos aspirantes les ha sido «más difícil» superar la fase inicial y pasar a la lista de interinos, y censuró los errores informáticos», un «cúmulo de despropósitos y errores, cuya responsabilidad alguien debería asumir». Desde Podemos, Ana Carmen Sáinz lamentó las «vagas y difusas explicaciones» del consejero, demandó «mayor transparencia» para la próxima convocatoria y reclamó a Bayo que rectifique su política educativa. Finalmente, Diego Ubis (Ciudadanos) defendió que la Administración debe garantizar que los que consiguen un puesto en la educación pública deben ser los mejores y alabó que se hayan cumplido las bases, porque «no se pueden cambiar las normas del juego a mitad de partido».