La Rioja

La FER alerta de que «la parálisis política trae inseguridad jurídica y frena el crecimiento»

  • García-Calzada muestra la «enorme preocupación e indignación» de la patronal riojana, que exige la formación de «un Gobierno firme y estable»

El presidente de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada, mostró ayer la «enorme preocupación e indignación» de los empresarios y de los autónomos riojanos ante nueve meses de parálisis política y un Gobierno central en funciones, una situación que, alertó, produce «inseguridad jurídica, una parálisis total de la actividad empresarial y un freno al crecimiento económico».

El máximo responsable de la patronal riojana, que compareció escoltado por los tres vicepresidentes de la FER -Carlos del Rey (Industria), Santiago Gutiérrez (Servicios) y Jesús Ángel Toyas (Comercio)-, reclamó a los políticos que faciliten la formación inmediata de un «Gobierno firme y estable».

García-Calzada echó mano de algunas de las últimas estadísticas del sector turístico que, recordó, es «el verdadero barómetro de la situación real de un país y el termómetro del consumo interno», para ilustrar el frenazo en el crecimiento económico español que, a su juicio, ha comenzado ya. Así, destacó que en España se han producido este año unos «espectaculares datos turísticos», con un crecimiento en el pasado mes de agosto del 3,8% en la cifra interanual de pernoctaciones. No obstante, advirtió de que mientras las de los turistas españoles se redujeron el 0,3%, las de los extranjeros crecieron el 6,3%. «Se está ralentizando el consumo nacional debido a la falta de un Gobierno estable que nos dé seguridad jurídica y que haga frente a todas las reformas estructurales laborales, económicas y fiscales que hay que llevar a cabo. Esto es un freno para el crecimiento económico del país y, sobre todo, para las inversiones de los empresarios», aseveró, para recordar que en la última encuesta de Exceltur, el 20% de los empresarios turísticos españoles está esperando a que haya un Ejecutivo firme para llevar a cabo las inversiones previstas, muchas de ellas ya aprobadas financieramente.

El presidente de la FER lamentó que el actual Gobierno en funciones «solo pueda despachar asuntos menores, lo que va a ralentizar el crecimiento económico y el aumento de la contratación que habían empezado a detectarse». Una situación que auguró que empeorará porque España no va a poder cumplir con su obligación de presentar en Bruselas, antes del 15 de octubre, unos nuevos Presupuestos del Estado y que las comunidades autónomas, sin presupuestos, también seguirán «paralizadas» y la inversión pública seguirá en cero. «La iniciativa privada, los empresarios y los trabajadores estamos siendo el verdadero motor del crecimiento económico del país a pesar del lastre que supone un Gobierno en funciones que no da seguridad jurídica ni puede acometer las reformas estructurales necesarias para atajar el déficit público tan galopante y que cada vez va a más», criticó.

Antes de concluir, insistió en el «serio daño que estos nueve meses de parálisis» han ocasionado. «Nosotros, todos, hemos hecho un gran esfuerzo durante muchos años para poner encima de la mesa una marca, que es la marca España, pero en este momento la credibilidad de España como país serio está realmente dañada y la marca España cada vez se está dañando más. Por eso, insistió en la demanda: «Exigimos ya la formación de un Gobierno estable que dé confianza, seguridad jurídica y que permita que se lleven a cabo las inversiones empresariales y que los empresarios puedan contratar gracias a reformas económicas, fiscales y en el mercado laboral».