La Rioja

Alcohol y estimulantes, principales adicciones de los atendidos por ARAD

vídeo

Un drogodependiente en las inntalaciones de ARAD / J.H.

  • Los afectados por estas sustancias fueron más del 60 por ciento de los 1.321 atendidos por la organización

Ellos les tienden la mano, además enfrentan a los riojanos a la realidad de las adicciones, recogen los datos y para poder mostrar después qué está pasando respecto a este problema en nuestra región. El presidente de la Asociación Riojana de Ayuda al Drogadicto (ARAD), José Luis Rabadán, ha ofrecido este miércoles la conferencia de prensa -ya es una sana costumbre- en la que ha presentado el balance de atenciones de la organización en 2015, del que se desprende que el alcohol y los estimulantes (cocaína y anfetamina) fueron las principales sustancias adictivas por las que prestó atención ARAD en 2015.

En 2015 recibieron alguna atención de ARAD 1.321 personas, de ellas 92 por primera vez, ha detallado Rabadán.

De ellos, en el programa de atención general se recibió a 107 personas; en el de información a consumidores a 198 y se dio información a 65 familias, con 153 personas, el 65% de ellas mujeres, principalmente madres.

Recibieron a 102 personas consumidoras, derivadas por la red de salud mental de La Rioja; y a 243 en el programa de metadona.

En este último caso, Rabadán ha explicado que paulatinamente, desde 2011, se reduce el número de atendidos por la aparición en el mercado de tratamientos más efectivos que la metadona, según ha informado EFE.

En 2015 atendieron a 29 menores en el programa de jóvenes infractores, que han dejado de prestar al haber perdido la concesión del Gobierno regional "por precio"; y también recibieron a 9 menores que llegaron "por sus padres o por ellos", principalmente por problemas relacionados con el cannabis.

Ha incidido en que cada vez tienen más usuarios que llegan por adicciones al alcohol (el 30,85%) y a los estimulantes, cocaína y anfetamina (31%), mientras que el 19% llegó por problemas con el cannabis.

Rabadán ha lamentado que en el caso del alcohol "vivimos en una sociedad en el que está presente de forma constante" aunque "hemos cambiado el hábito de beber de forma mediterránea, es decir en menos cantidad y en las comidas, a una forma anglosajona, de más cantidad y en poco tiempo".

Y también ha incidido en la "banalización" del cannabis en la sociedad actual "a pesar de que ahora se consume marihuana, que no es el hachís de antes, porque tiene el triple o el cuadruple de efectos psicoactivos".

El perfil del usuario tipo de ARAD es de un hombre de 26 a 44 años, con estudios de secundaria, desempleado, policonsumidor, principalmente de estimulantes y alcohol.

Por otro lado, el presidente de ARAD ha expresado su satisfacción con actividades realizadas en 2015, como jornadas de formación, que volverán a repetir en el próximo ejercicio, centradas en la violencia de género y las adicciones.

Además quieren avanzar en la obtención de un certificado de calidad en sus procesos y poner en marcha un programa de seguimiento a los seis meses de que cada persona acabe sus tratamientos, para comprobar si siguen sin consumir sustancias.

En 2017 ARAD celebrará su 35 aniversario "y algo habrá que hacer para celebrarlo" pero "no tenemos dinero para nada", ha dicho.

Por otro lado, Rabadán ha explicado que también se plantean realizar alguna acción sobre "acciones sin sustancia" generadas principalmente por el uso de internet y de dispositivos móviles.

A través de las redes "los jóvenes están expuestos a cuestiones como las apuestas o el ciberbulling" y "hay que formar a los padres sobre ello" aunque "también el Gobierno de España debería hacer algo sobre el continuo bombardeo publicitario al que están sometidos los chavales".