La Rioja

Acampados por una plaza de FP

Acampados por una plaza de FP
  • Una familia, como ya sucedió en el Batalla de Clavijo, se turna para obtener un puesto en FP en el Paula Montal

La situación no es nueva, aunque no deja de llamar la atención. Si ya decenas de jóvenes acamparon en la noche del pasado lunes a las puertas del IES Batalla de Clavijo de Logroño para obtener alguna de las plazas vacantes de los ciclos formativos de grado medio y superior que se imparten en el centro, ayer domingo, y desde las seis de la mañana, una familia hizo lo propio turnándose desde entonces para acceder a una de las plazas de colegio Paula Montal.

Se da la circunstancia de que las plazas, que se asignan por riguroso orden de llegada -de ahí que muchos decidan pasar la noche a las puertas del centro-, son aquellas que han quedado disponibles porque el alumno a quien se le adjudicó previamente, ya sea en el periodo ordinario de matrícula de julio o en el extraordinario de septiembre, no se ha matriculado o, directamente, quedan libres. Nueve en el caso del Paula Montal -6 en el grado medio de Enfermería, dos en Gestión Administrativa y una en Farmacia-, a una de las cuales pretendía acceder la citada familia.

«Por las rebajas no lo haría, pero para que mi nieta estudie lo que quiere...», explicaba la abuela, la primera encargada de hacer fila -sillón incluido- para asegurarse la primera de las plazas. La imagen, desde primera hora de la mañana de ayer, no pasaba desapercibida para nadie. Hasta este periódico llegaron avisos de la situación, pero la familia optaba por mantenerse en el anonimato considerándolo nada fuera de lo normal. «Si hubiese habido 20 plazas no vienes, pero con 9 prefieres asegurar, sin más», añadía una tía.

La escena, de hecho, no es aislada y se repite desde hace algunos años. Y es que las colas para matricularse en las plazas libres por orden de llegada se vienen sucediendo en los distintos centros de educación que tienen vacantes en La Rioja.