La Rioja

Al rico pimiento riojano

Un agricultor, ayer, en plena temporada de recolección de pimiento najerano, en Nájera. :: J. C. P.
Un agricultor, ayer, en plena temporada de recolección de pimiento najerano, en Nájera. :: J. C. P.
  • Las altas temperaturas de finales de agosto han afectado negativamente, pero los servicios técnicos de la IGP prevén una cosecha de dimensión media-alta

  • La recolección avanza con «unas perspectivas muy buenas»

El pimiento riojano está en sazón y la recolección avanza a buen ritmo. Jesús Martínez Nalda es el presidente de la Asociación Profesional de Productores de Pimiento Najerano y de Santo Domingo, que gestiona la Indicación Geográfica de Calidad o IGP Pimiento Riojano. Martínez Nalda explicó ayer que el pedrisco de julio y las altas temperaturas de finales de agosto afectaron negativamente a la cosecha, pero la meteorología ha sido favorable en los últimos días, marcados por cielos nubosos y temperaturas comedidas. En esta línea, apuntó que «las perspectivas son muy buenas»: por un lado, la recolección se está desarrollando conforme a lo establecido y, por otro, se ha registrado un notable incremento de la demanda respecto al año anterior.

La IGP Pimiento Riojano, que ampara al pimiento najerano cultivado en los valles de La Rioja Baja, Media y Alta y comercializado en fresco o en conserva, cuenta esta campaña con una superficie de cultivo de 26,4 hectáreas concentradas en Nájera, Tricio, Leiva, Tormantos y Hormilla y agrupa a seis cultivadores y cuatro industrias conserveras, localizadas estas últimas en Nájera, Tricio y Leiva. Los servicios técnicos de la IGP, a pesar de los calores agosteños, prevén una cosecha media-alta y la cifran en 475 toneladas.

La mayor parte de los pimientos recolectados se comercializarán asados en horno de leña y envasados en su propio jugo. Solo una pequeña parte, en torno a quince o veinte toneladas, se venderán en fresco. Cabe destacar que, en los últimos años, se ha registrado una demanda creciente de pimientos asados pero no embotados que, posteriormente, son envasados o congelados por los propios consumidores.

Dos apuntes extra para acabar. La IGP Pimiento Riojano, por un lado, continúa con las gestiones, que comenzaron hace ya tres años, para la inclusión de la variedad Santo Domingo Picante a la indicación de calidad y, por otro lado, trabaja ya en los preparativos del Festival del Pimiento Riojano, que tendrá lugar a finales de octubre en Nájera.