La Rioja

La Ley de Protección del Medio Ambiente simplificará los trámites administrativos

La Ley de Protección del Medio Ambiente simplificará los trámites administrativos

  • La nueva norma suprime la licencia de apertura al comercio minorista, que es sustituida por una declaración responsable

El Gobierno riojano aprobó ayer el proyecto de Ley de Protección del Medio Ambiente de la comunidad autónoma, cuyo objetivo, según explicó la portavoz del Ejecutivo, Begoña Martínez Arregui, es armonizar el modelo de desarrollo económico con la preservación del entorno. El texto se ha elaborado bajo el principio de simplificación de los trámites administrativos de manera que se facilite el inicio de cualquier actividad económica.

Con esta Ley se persigue, además, que el desarrollo económico y la preservación del medio ambiente vayan de la mano porque «nuestro entorno natural es el patrimonio de mayor valor que tenemos en La Rioja», apuntó.

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, que acompañó a la portavoz del Ejecutivo durante la presentación de los asuntos tratados en el Consejo de Gobierno, recordó que la ley es una de las tres patas de la legislación ambiental riojana, junto a la de Patrimonio Forestal y a la de Conservación de Espacios Naturales.

En la práctica, tal como detalló Nagore, la ley suprime la obligación de obtener licencia de apertura, que se sustituye por una declaración responsable de apertura, es decir, en aquellas actividades que requieran un evaluación de impacto ambiental o una licencia o una autorización, una vez obtenida ésta, bastará con una declaración responsable de apertura para iniciar la actividad. En aquellos en los que no sea necesaria, bastará con la declaración responsable. Además se amplía el catálogo de actividades para las que sólo será precisa la mencionada declaración y se incluyen todos los comercios minoristas o las actividades de prestación de servicios que tengan una incidencia ambiental menor -salvo los establecimientos hosteleros- y una superficie inferior a 1.000 metros cuadrados. «De esta forma se limitan los trámites y se favorece el emprendimiento», detalló el consejero.

En paralelo, la nueva norma recoge que la licencia ambiental, en los casos en los que sea necesaria, se tramitará conjuntamente con la de obras, como ya ocurre en el Ayuntamiento de Logroño y que ahora se hará extensivo a toda La Rioja.

Además, la licencia ambiental dejará de ser indefinida. «Una vez obtenida, cuando cesa la actividad para la que fue obtenida, automáticamente caduca y si se vuelve a iniciar la actividad al cabo de un tiempo habrá que obtenerla de nuevo», explicó.

Por último, se fortalecen las funciones de los funcionarios en materia de inspección ambiental, es decir, se les dota de autoridad para vigilar que la actividad responde a lo que se haya declarado. Y se establece que determinadas actividades deban depositar una garantía financiera que les permita hacer frente a la responsabilidad por daños ambientales.

Por otro lado, la ley promoverá la participación ciudadana en los procedimientos de exposición pública de las actividades sometidas al trámite ambiental mediante la publicación telemática de la relación de los expedientes.