La Rioja

El presidente de la FEMP disertó en los Cursos de Arnedo. :: E.P.
El presidente de la FEMP disertó en los Cursos de Arnedo. :: E.P.

«Los municipios enseñamos que se pueden hacer modelos de coalición»

  • El alcalde de Vigo plantea desde Arnedo la reforma constitucional y de la financiación local para dar más recursos y estatus a los municipios

  • Abel Caballero Presidente de la FEMP

En los XXIV Cursos de Verano de la Universidad de La Rioja en Arnedo, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, dibujó las demandas para el futuro.

-Durante estos días está reunido el Consejo de Europa. ¿Qué recomendaría un alcalde a quienes deciden desde Bruselas?

-Europa necesita un impulso vital. La debilidad de su estructura tradicional, el 'brexit', la inaceptable crisis de los refugiados, etcétera, demandan una Europa que recupere el espíritu de los Mitterrand, Kohl, González, Thatcher, otra forma distinta de hacer. Estamos en un momento en el que debe ser repensada y reconstruida. Y España tiene que jugar un papel. y tenemos un Gobierno en funciones. Pero cuando no estaba en funciones no manifestó ninguna capacidad de liderazgo, siempre fue a remolque. Necesitamos una forma distinta de concebir Europa desde Europa y desde España.

-¿Cómo influye en la política municipal no tener gobierno central?

-¡Vamos a por todas! Es el momento de los ayuntamientos en Europa y en España. La política está legitimada y dignificada por los alcaldes a través de nuestra relación con la gente. Otros aspectos de la política los ven tan lejanos y desatentos que produce desafección. La gente ve al alcalde como la visión real de la política. Cuando plantean algo, están practicando la nueva política. Eso lleva a que yo tenga en Vigo 35 puntos por encima de mi partido: el PSOE tiene 22, yo tengo el 57%. Nuestro camino es elaborar un proyecto transversal de ciudad que exceda a las siglas del partido. Quien no lo hace, se equivoca. En Vigo, mandamos a 600 niños durante un mes a Inglaterra, más que toda Cataluña o Madrid. Y ahí va el niño o la niña del médico, de un parado, del dueño de una fábrica de automoción, de quien limpia el ayuntamiento, de un profesor de universidad. Ahí van todos, exactamente todos iguales. Esa es la transversalidad, esa es la política de un espacio común, para todos, para todo el municipio. El dinero público bien usado da para muchísimo.

-¿Y qué pueden hacer los municipios para intentar que se conforme un gobierno para España?

-Yo les ofrezco el modelo de Vigo. A Pedro Sánchez se lo digo siempre. Ahora no necesito pactos, pero lo necesité. Cuando llegué a la Alcaldía, por cuatro años goberné con el Bloque Nacionalista Gallego. Se puede gobernar bien en coalición. Pero ha de ser entre compatibles, leales y con un horizonte de cuatro años común. Las coaliciones incompatibles están abocadas al fracaso. Los municipios enseñamos que se pueden hacer modelos de coalición. Eso sí, sobre proyectos compartidos. Yo no imagino una coalición con el Partido Popular, por razones ideológicas y también porque cedes la oposición a otro. Pero estando en minoría en Vigo el PP me apoyó un año el presupuesto. Fue un acuerdo puntual, concreto. Para el resto, no tenemos nada en común.

-Como hombre fuerte de Felipe González, vivió el diálogo de los 80. ¿Mantiene la línea de la 'vieja guardia' o qué le traslada a Sánchez o Rajoy?

-A Mariano Rajoy le conozco bien y no merece la pena decirle nada, porque no es gran cosa como político. Hay que atender y entender el mensaje que dice la gente en los procesos electorales. Quien los comprenda progresa. A mí me ha ido bien. si quieren que les ayude a leerlos, que llamen.

-Cuando lo haya, ¿cuáles son las demandas que la FEMP llevará al nuevo Gobierno?

-La primera y más importante es la reforma de la Constitución. Los municipios tenemos que aparecer en la Carta como lo hacen las comunidades autónomas, sin que nos despache en cuatro artículos. Todo sucede en los municipios, en las ciudades. Queremos un capítulo entero que delimite bien la autonomía municipal, las normas de financiación, las competencias y la estructura que queremos tener en el municipalismo español. Si los municipios paran un día, se para el país. Porque somos provisores de todo. Y eso debe aparecer en la Constitución. La segunda demanda a partir de ahí, la reforma de la financiación local. Y tercero, reforma de sistemas menores de financiación: no nos dejan gastarnos el superávit, nos ponen un techo de gasto, nos limitan las formas de tener los ingresos. Nos están limitando de forma inadmisible. Eso sí, a la hora de dignificar la política, acuden a nosotros. Montoro, Feijóo, Rajoy se esconden detrás de nosotros, nos colocan por delante para atender a la gente pero no nos proporcionan los instrumentos necesarios para hacerlo.

-Ante las elecciones gallegas, ¿sería un fracaso que el PSOE quede tras PP y Mareas?

-Vamos a esperar al 25 de septiembre a ver qué sucede. Eso sí, el único lugar en Galicia que para a Feijóo se llama Vigo. En estas elecciones, volverá a perder estrepitosamente.