La Rioja

Imagen de los Picaos de San Vicente de la Sonsierra. :: sonia tercero
Imagen de los Picaos de San Vicente de la Sonsierra. :: sonia tercero

El Gobierno declara Bien de Interés Cultural la tradición de los Picaos de San Vicente

El Gobierno riojano aprobó ayer el decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural con carácter inmaterial el patrimonio cultural de los Disciplinantes de San Vicente de la Sonsierra. El trámite se inició en el 2015 a petición del Ayuntamiento de la localidad y la Cofradía de la Santa Veracruz.

La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, detalló que los Picaos, tradición que se celebra seis veces al año, son «la única manifestación del rito penitencial de la flagelación que existe actualmente en España, una condición que le concede un alto valor cultural y que lo presenta como un recurso turístico de esta Comunidad». De hecho, cada año, especialmente en Semana Santa, «congrega a muchos turistas nacionales e internacionales por su alto valor religioso, su fuerte carga emotiva y de valores».

La declaración de Bien de Interés Cultural se fundamenta en cuatro pilares importantes: su antigüedad y hechos históricos; la relación de la basílica de Santa María de la Piscina y su Divisa con la Cofradía de la Santa Veracruz; el rito penitencial de la flagelación y la implicación de la población de San Vicente de la Sonsierra en las procesiones.

La Cofradía de la Santa Veracruz fue reconocida en el 2015 con la Medalla de La Rioja otorgada por el Ejecutivo riojano y diez años antes las procesiones de San Vicente de la Sonsierra fueron declaradas Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Al ser Bien de Interés Cultural esta tradición gozará de la mayor protección posible, ya que ante cualquier intervención, será necesario contar con una autorización expresa de la Consejería.