La Rioja

Los chicos de oro

Alumnos de la promoción 2013-2016, ayer durante el acto académico. :: sonia tercero
Alumnos de la promoción 2013-2016, ayer durante el acto académico. :: sonia tercero
  • Nueva graduación en la Universidad de la Experiencia

Cuentan entre 55 y 84 años y no renuncian a seguir formándose acudiendo a la Universidad de la Experiencia. Ayer se clausuró con gran ceremonial la graduación de la promoción 2013-2016 en el aula magna del edificio Quintiliano con la imposición de orlas y la presencia de autoridades que en sus distintas intervenciones destacaron la actitud ejemplar con la que estos alumnos, muchos de edad avanzada, acuden a las aulas.

A esta formación se puede acceder sin necesidad de tener estudios previos. Sólo se exige interés por aprender y la voluntad de implicarse activamente en el aprendizaje. Está abierta a todo el mundo y se estudia un poco de todo, desde historia, ciencia, políticas, matemáticas, historia contemporánea hasta informática y la mayoría decide no quedarse ahí y continua con otros itinerarios académicos. Para todos la experiencia es irrepetible, tanto que algunos como Jesús Cornago aseguraba que «le ha enganchado como la droga...». Este entusiasta policía local de Logroño, aunque a las puertas de la jubilación, sólo piensa en seguir estudiando. «Voy a seguir con la formación permanente», aseguraba momentos antes de recoger su diploma esgrimiendo la máxima de que, si uno se lo propone, se puede sacar tiempo para lo que se quiera. «Mi consigna era estudiar todos los días un poco y alguno en concreto mucho, aquí también hay exámenes y regalan nada», resumía este alumno, uno de los 49 diplomados que ayer acudieron a recoger su orla.

El más veterano, Mariano Sánchez, de 84 años, ha seguido las clases sin perder comba «y con destacados resultados», según le reconocían ayer sus compañeros. «Bueno, bueno, sólo me lo he tomado con interés», respondía él. Entre los más jóvenes, se encontraba el calagurritano Jesús Vallejo, de 58 años. Para este operario de laboratorio en una empresa de cauchos, ésta ha sido también una oportunidad que le ha descubierto un mundo nuevo. «Dejé la escuela con 14 años, pero siempre he tenido inquietud por aprender y nunca he dejado de formarme...», señalaba satisfecho.

Al acto académico de graduación acudieron representantes de la Consejería de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia del Gobierno de La Rioja, los ayuntamientos de Logroño, Calahorra y Haro, del Colegio Oficial de Psicólogos de La Rioja y de la Obra Social de La Caixa. Todos alabaron la importancia de esta formación para adultos, que este curso se ampliará con una nueva sede en Haro. Este curso ha contado con 145 alumnos matriculados en los módulos de Logroño (120) y Calahorra (25), así como 517 y 154 matrículas en Formación Permanente. Quienes estén interesados en matricularse lo podrán hacer hasta el 30 de septiembre.