La Rioja

Un calor que no pasó de amarillo

Un calor que no pasó de amarillo
  • El Plan de Alerta por Calor no superó este verano el nivel de bajo riesgo y finalizó con 33 atenciones "leves" y ninguna hospitalización

El Plan de Alerta por Calor, que se prolongó desde el 1 de junio hasta ayer, 15 de septiembre, ha finalizado con 33 atenciones "leves" en Atención Primaria y ninguna hospitalización, tal y como ha informado la directora general de Salud Pública y Consumo, Rosa López.

En rueda de prensa, López ha recordado que Salud activa la alerta los días en que coinciden máximas de 36 grados y mínimas de 18, al considerarse éstas temperaturas como el umbral de referencia.

Según los datos aportados por el Instituto de Meteorología que recoge Europa Press, las temperaturas extremas máximas y mínimas observadas durante los meses de verano fueron: 36,3ºC y 19,3ºC, en junio; de 37,3ºC y 21,3ºC, en julio; de 36,9ºC y 18,4ºC, en agosto; y de 37,2º y 18,4º en septiembre.

En los días 23 de junio, 10, 19, 30 de julio y 6 de septiembre se superaron simultáneamente las temperaturas umbrales máxima y mínima, por lo que durante estos días del verano de 2016, se ha alcanzado el Nivel 1 (amarillo) de alerta del sistema de vigilancia establecido en el Plan, considerado de bajo riesgo.

Este Plan se activó por la predicción de la AEMET los días 18 y 19 de julio con un Nivel 1, índice 2, aunque solo se superaron las temperaturas umbrales durante el último día. El resto de los días que se superaron las temperaturas umbrales, estas no estaban previstas, según los datos aportados por Instituto de Meteorología.

Durante este periodo de vigilancia no ha habido ningún ingreso hospitalario a causa del calor. Mientras que en el ámbito de Atención Primaria, se han atendido 33 episodios relacionados con el calor (el año pasado se atendieron treinta).