La Rioja

Desarticulada una banda que atracaba a traficantes de la que formaban parte cuatro guardias civiles

vídeo

Parte de las armas incautadas a los miembros de la banda / P.N.

  • Uno de los guardias estaba destinado en La Rioja; entre los siete detenidos hay además un guardia de seguridad y el dueño de un gimnasio, ambos de Logroño

Cuatro guardias civiles (uno de ellos destinado en La Rioja y otro, en la reserva, vecino de Viana) y otras tres personas (dos empresarios, uno de ellos dueño de un gimnasio logroñés, y un guardia de seguridad también de la capital riojana) han sido detenidos por formar parte de una banda criminal que atracaba a narcotraficantes para hacerse con la droga.

La operación ha sido dada a conocer esta mañana por la Delegación del Gobierno en La Rioja. Los siete miembros de la banda fueron detenidos hace unos días tras robar 69 kilos de bellotas de hachís a unos traficantes marroquíes en Marbella.

relacionado
  • El material intervenido

  • La operación y las detenciones

De los guardias civiles, dos están aún en activo (con destino en La Rioja y La Coruña) y otros dos en reserva (con domicilios en Viana y también La Coruña). Según el relato de la Delegación del Gobierno, dos de los miembros de la banda concertaron una cita con un grupo de narcotraficantes marroquís en Marbella, para supuestamente efectuar un intercambio de hachís. Pero su intención era hacer lo que en el argot policial se llama "un vuelco": robar a los narcos.

Cuando llegó la cita aparecieron los otros cinco miembros de la banda, que se habían desplazado desde Logroño. Según cuenta la Policía, iban armados y ataviados "con chalecos, camisetas y documentación de la Guardia Civil". Después de apropiarse de la mercancía, ataron a los traficantes con bridas y los abandonaron en un descampado.

Cinco de los miembros de la banda emprendieron entonces el retorno a La Rioja donde, afirma la Policía Nacional, pensaban distribuir la droga que habían robado. Los cinco fueron detenidos en la localidad de Casabermeja (Málaga). Otro de los miembros de la banda fue detenido en Guarromán (Jaén) y el último en el mismo Logroño.

vídeo

El Jefe Superior de Policía de La RIoja, Pedro Mélida, y el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, en la rueda de prensa / D.G.

La Policía Nacional ha realizado cuatro registros, uno de ellos en La Coruña y tres en Logroño. En ellos, la Policía se ha intervenido una cantidad indeterminada (pero "importante") de anabolizantes en el registro del gimnasio y de un domicilio de la capital riojana. Además, la Policía se incautó de pistolas, una escopeta Remington, chalecos antibala y antitrauma, chalecos reflectantes con anagramas y leyenda “Guardia Civil”, camisetas con leyenda “Guardia Civil”, diversas placas identificativas de Guardia Civil, guantes, pasamontañas, varios equipos de transmisión, 13 teléfonos móviles, defensas extensibles, puñales, grilletes de lazo, cuatro turismos y una motocicleta.

A los integrantes de la banda se les imputa una buena cantidad de delitos: tráfico de drogas, organización criminal, robo con violencia, detención ilegal, lesiones, tenencia ilícita de armas y usurpación de funciones públicas. Además, al empresario asentado en Logroño, se le imputa un delito contra la salud pública por tenencia de anabolizantes. Delitos por lo que la Fiscalía podría solicitar penas superiores a 20 años de cárcel.

Los siete detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número Dos de Logroño, que ha decretado el ingreso en prisión de todos ellos. La Policía investiga ahora si la banda está implicada en otros hechos similares.

La operación se ha llevado a cabo por agentes de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Rioja y la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de La Coruña.