La Rioja

La interinidad política del país obligará a La Rioja a «corregir» el Presupuesto 2017

  • Las Cuentas entrarán en vigor en enero, pero necesitarán «correcciones» para adecuarse a las variables económicas y de empleo público que fije el nuevo Gobierno central

La situación financiera de La Rioja permitirá al Gobierno regional desafiar la situación de interinidad política que vive España de forma que la comunidad tendrá aprobados sus Presupuestos del 2017 antes de fin de año para que entren en vigor el próximo 1 de enero. Las cuentas no serán fáciles de cuadrar y, de hecho, cuando se resuelva la situación institucional nacional será necesario someterlas a «correcciones» para adecuarlas a los parámetros macroeconómicos y de empleo público que se establezcan.

Así lo reconoció ayer el titular de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, quien explicó que el Gobierno regional «está trabajando para presentar un proyecto de presupuestos a mediados de octubre en el Parlamento». Una propuesta que «negociaremos con los grupos parlamentarios», con el objetivo de que las Cuentas del 2017 estén ratificadas para finales de diciembre de forma que entren en vigor el próximo 1 de enero. Con todo, el consejero reconoció que «hay muchas dificultades para elaborar los Presupuestos porque el bloqueo político nacional impide saber cuáles son las cifras de déficit, deuda, techo de gasto e ingresos (entregas a cuenta del sistema de financiación o la liquidación definitiva del 2015) del próximo ejercicio presupuestario». «Todos esos datos no se pueden conocer si no hay un Gobierno que los apruebe y los eleve a las Cortes Generales, tal y como establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria», recordó.

No obstante, para comunidades como La Rioja, «con un déficit por debajo del 1% y un nivel de endeudamiento sostenible y sin recurrir a los mecanismos de financiación del Estado, es más fácil elaborar los presupuestos». Aun así «es mucho más complicado que en años anteriores y seguramente, cuando por fin exista un Gobierno en España, tendremos que realizar determinadas correcciones en los Presupuestos en función de los nuevos datos macroeconómicos que se fijen».

«Desde la normalidad institucional», el Ejecutivo riojano «parte de la base de que se mantienen los objetivos de estabilidad aprobados por la UE y de que «hay que ser muy prudentes en la valoración de los ingresos, trabajando en un escenario muy similar al del ejercicio corriente para no tener sorpresas negativas».

En todo caso, y si el bloqueo político nacional obliga a prorrogar los Presupuestos del Estado, Domínguez alertó de que el capítulo más afectado será el de personal al dejar en el aire la tasa de reposición, que determina la oferta de empleo público. Por ello «también debemos ser muy cautelosos a la hora de estimar el gasto en este capítulo».

Con todo, los nuevos proyectos que el Gobierno de Ceniceros aspira a concretar el próximo curso -destaca la Renta Básica de Ciudadanía- saldrán adelante porque el propósito, según enfatizó Domínguez, es que las Cuentas públicas del 2017 estén aprobadas en tiempo y forma -«En ello estamos trabajando»-, a pesar de la interinidad política del país.