La Rioja

La Guardia Civil 'pilla' quince veces en un año a un conductor sin carné

Uno de los individuos provocó la salida de la vía de otro conductor. :: g.c.
Uno de los individuos provocó la salida de la vía de otro conductor. :: g.c.
  • Otro individuo ha sido sorprendido tres veces en un mes y llegó a implicar a otra persona para que cogiera el coche y esquivar a los agentes

logroño. Hay reincidentes muy testarudos. Hasta en quince ocasiones en tan sólo un año ha 'pillado' la Guardia Civil a un hombre conduciendo un coche con el carné retirado y en alguna de ellas, además, poniendo en grave peligro la vida de otros. En su particular 'haber de riesgos' figuran provocar la salida de la vía de otro coche y un choque contra una gasolinera. No es el único 'infractor pertinaz' de la ley de seguridad vial. La Guardia Civil, en su última nota difundida ayer, da cuenta de otro individuo al que ha sorprendido entre julio y agosto tres veces a los mandos de un volante sin carné. Éste, además, intentó convencer a otra persona para que se hiciera cargo del coche y dar así esquinazo a los agentes. Ambos suman 18 incidencias -investigaciones y detenciones- en un año. De todos los hechos tienen conocimiento las autoridades competentes.

El investigado más 'osado' es un hombre de 39 años, de Ermua (Vizcaya) y residente en Tirgo, que ha sido investigado y detenido en 15 ocasiones. No podía conducir por estar privado del carné. Los incidentes de más gravedad los provocó en septiembre y noviembre del 2015, cuando, precisamente, huía de los agentes conduciendo un Ford, «de forma negligente y temeraria y con manifiesto desprecio por la vida del resto de usuarios de la vía», según consta en la nota oficial.

En su primera huida provocó la salida de vía de otro conductor mientras que en la segunda su 'aventura' acabó colisionando contra una gasolinera. La última actuación contra él se efectuó en agosto, tras ser nuevamente sorprendido conduciendo un vehículo a motor por la localidad de Tirgo.

Respecto al otro sujeto, se trata de un varón de 25 años, nacido en Logroño y residente en Casalarreina. Tampoco podía conducir un vehículo a motor porque no había recuperado su permiso después de haber perdido su vigencia por orden de la Jefatura de Tráfico.

La última actuación contra esta persona se desarrolló el 26 de agosto, cuando nuevamente fue sorprendido por agentes de Casalarreina conduciendo un turismo marca Alfa Romeo.

Para evitar ser detenido por los agentes dejó el vehículo que conducía en medio de una calle de Casalarreina. Seguidamente entró en un establecimiento público y convenció a una tercera persona para que se hiciese cargo del coche, explicándole que no tenía el permiso de conducir en vigor y que la Guardia Civil lo estaba buscando. Estos hechos han sido puestos en conocimiento de la autoridad judicial.