La Rioja

Una cosecha de la repera

Recolección de pera en una finca de Alfaro en una imagen de archivo. :: a.i.
Recolección de pera en una finca de Alfaro en una imagen de archivo. :: a.i.
  • Las estimaciones apuntan a que este año se recogerán 18 millones de kilos, por encima del 'techo' máximo alcanzado en el 2014 de 17,2 millones

  • La DOP Pera de Rincón prevé culminar una campaña «de récord»

Aún a falta de finalizar la recolección en algún punto y de contabilizar el fruto recogido, todo apunta a que la cosecha de pera amparada por la Denominación de Origen Protegida Peras de Rincón de Soto será «de récord», según avanza el técnico de esta DOP, Sixto Cabezón.

Cabezón señala que la recogida concluyó hace una semana en Rioja Baja, entre el pasado viernes y sábado en las zonas más tardías del valle del Iregua (Entrena y Albelda) y que aún están en la labor en Hormilla. Todavía sin datos oficiales, el técnico de la DOP alberga pocas dudas de que se cumplirán las previsiones y de que este año se alcanzarán en La Rioja los 18 millones de kilos amparados, por encima de los 17,05 millones recogidos en el 2015 y de la anterior marca máxima a la que se llegó en el 2014 con 17,2 millones de kilos.

El lograr este nuevo 'techo histórico' obedece, según Cabezón, a que en este ejercicio «no ha fallado la producción en el valle del Iregua, donde disminuyó en el 2015, ya que se han incorporado otras 72 hectáreas a la DOP». En la actualidad, esta Denominación cuenta con 973 hectáreas de cultivo de peral adscritas.

Pero la cosecha del 2016 no sólo ofrece perspectivas muy halagüeñas en cuanto a volumen, también ha resultado sobresaliente en sabor. «La pera presenta una calidad muy buena y tiene más cantidad de azúcar, por lo que resulta más dulce que otros años», afirma Cabezón.

Y los precios parece que reconocerán esa excelencia. «Han arrancado bastante bien». El técnico de la DOP precisa que el importe de salida del almacén fluctúa entre 1,10 y 1,30 euros el kilo, en la misma línea que en el 2015, cuando se produjo una «mejora importante».

En ejercicios precedentes estos precios se situaban «10 o 15 céntimos por debajo por kilo».

Cabezón destaca que este fruto cuenta con «una demanda muy importante». «Los almacenistas la buscan», lo que favorece que más agricultores se sumen a la DOP. «Ahora es la fruta más rentable que hay en La Rioja», finaliza.