La Rioja

Pascual Ugarte. :: l.r.
Pascual Ugarte. :: l.r.

Archivan la causa contra el alcalde de Ochánduri por presunto delito electoral

  • El juzgado de instrucción de Haro entiende que no hay pruebas suficientes para atribuir un delito al primer edil tras no empadronar a seis vecinos

El juzgado de Instrucción Número 2 de Haro acordó el pasado día 2 de septiembre el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra el alcalde de Ochánduri, Pascual Ugarte, por un presunto delito electoral. El auto considera que «no se desprende la existencia de indicios bastantes de perpetración del tipo delictivo contemplado en el artículo 104 del Código Penal» que, entre otros requisitos, exige que «la ilegalidad de la resolución incriminada sea evidente, flagrante y clamorosa».

La resolución judicial es consecuencia de la denuncia interpuesta por el PSOE y seis vecinos que habían solicitado el empadronamiento en la localidad, pero que les fue denegado por el alcalde argumentando que no cumplían con los requisitos necesarios.

En las pasadas elecciones, la Alcaldía de la localidad se decidió por un estrecho margen de ocho votos a favor del PP frente al PSOE y los socialistas acusaron al alcalde de denegar el empadronamiento a los seis vecinos y de aceptarlo, sin embargo, para un grupo de portugueses, lo que pudo inclinar las elecciones hacia el lado de su balanza.

Sin embargo, el juzgado, tal y como puso de manifiesto ayer el senador riojano por el PP y coordinador general de los populares, José Luis Pérez Pastor, ha «decidido cerrar la causa porque las acusaciones eran falsas», si bien reconoció que la decisión ha sido recurrida: «Es lo único que les queda y sí soy consciente de que han recurrido, pero el juzgado ya ha examinado las pruebas, así que parece difícil un posible cambio de opinión».

Pérez Pastor enmarcó la denuncia en una «estrategia de difamación del PSOE» y volvió a reiterar el total apoyo de su partido a la gestión de Pascual Ugarte: «Ha ganado las últimas cinco elecciones consecutivas, así que está claro que cuenta con el apoyo de los vecinos de Ochánduri». «La razón -añadió- la dan y la quitan las jueces y lo que tenemos claro es que en este caso existe una manía persecutoria y enconamiento personal hacia el alcalde por parte del PSOE».

Después de ser admitida por el fiscal la denuncia socialista y de que el juzgado decidiera imputar al alcalde de Ochánduri, el PSOE llegó a reclamar a Ciudadanos que cumpliese el pacto que permitió a José Ignacio Ceniceros investirse como presidente de La Rioja que, en su punto tres, prevé apartar a los cargos públicos imputados en una causa judicial: «Cabría preguntarse ahora -dijo Pérez Pastor-, qué hubiera pasado si este alcalde hubiera dimitido; habríamos pervertido la voluntad popular».

Por su parte, el PSOE replicó en una nota de prensa que «el auto está recurrido y, por lo tanto, no es firme, por lo que todavía está por ver si los hechos que le imputan al alcalde de Ochánduri son constitutivos del delito electoral». En todo caso, los socialistas aseguran que «se trata de una conducta poco ejemplar que el PP avala y apoya».

En este sentido, recuerdan que la Fiscalía sí apreció indicios de delito electoral, lo que hizo que se iniciase el procedimiento: «El PP riojano tiene que explicar por qué le parece ejemplar que el alcalde empadrone y dé de alta en el censo electoral a familiares suyos que no residen en el municipio o por qué le parece ejemplar que el alcalde empadrone y meta en el censo electoral a temporeros portugueses en una cuadra de cerdos». «Mientras hacía estos empadronamientos en el municipio, negaba el derecho a vecinos que residen en el municipio, tienen viviendas, pagan sus impuestos en el pueblo e incluso tienen la recomendación del Defensor del Pueblo para ser empadronados».

El PSOE insiste en que en el año 2011, la Justicia dictó sentencia firme contra inscripciones en el censo electoral de Ochánduri y se eliminaron las inscripciones de portugueses, por lo que entiende que «el desenlace judicial de este caso será el mismo al tratarse de un caso idéntico». «El PP -añaden los socialistas- obró de la misma forma en un caso similar, apoyando y respaldando al exalcalde San Torcuato y al final acabó inhabilitado por la Justicia».