La Rioja

Un esfuerzo por la inserción laboral de refugiados

  • Conrado Escobar anima a los empresarios riojanos a colaborar en la integración social de los que están acogidos en la región

El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, ha animado hoy a los empresarios riojanos a colaborar en la inserción laboral de los refugiados acogidos en la región para lograr su integración social.

Escobar ha hecho estas declaraciones a los periodistas acompañado por los presidentes de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada, de Cruz Roja en La Rioja, Fernando Reinares, y la responsable del área de Inmigración y Refugio en esta entidad, Isabel Manzanos.

Todos han participado, según informa EFE, en una reunión con una docena de empresarios riojanos a quienes han informado del Proyecto de Inserción Laboral de Personas Refugiadas, una iniciativa piloto de ACNUR cuyo objetivo es lograr la integración en el mercado de trabajo de los refugiados acogidos en la región.

Servicio de acogida temporal

En el servicio de acogida temporal de La Rioja hay actualmente 26 de personas, entre las que se encuentran dos familias sirias llegadas a finales de junio y en julio (formadas por dos matrimonios y cinco niños), además de otros refugiados procedentes de Ucrania, Venezuela, Colombia, Argelia, Pakistán e India.

Además, en el servicio de intervención social se ha atendido a otros 59 refugiados, algunos de ellos alojados en pisos, provenientes de Siria, Pakistán, Eritrea, Ucrania, Cuba, Irak, Irán, Congo, India, Georgia y Somalia.

Manzanos ha explicado que las personas refugiadas llegadas en este verano se encuentran en un proceso de adaptación para conocer cómo funcionan los servicios de la región y los niños acaban de comenzar el ciclo escolar.

Ha detallado que todos estos refugiados llegan "mal" a La Rioja, porque lo hacen "en contra de su voluntad" y, además, su nivel cultural y social en su país de origen era alto, por lo que les resulta "costoso" adaptarse a un nuevo país y a otras costumbres. A pesar de estas "dificultades", estas personas tienen "buena disponibilidad para encontrar un trabajo y rehacer su vida", por lo que ha demandado el apoyo de toda la sociedad para ayudarles.

A finales de octubre, algunas de las familias acogidas temporalmente por Cruz Roja saldrán a alojarse en pisos (algunos cedidos por personas o por ayuntamientos), por lo que sus plazas se ocuparán en cuanto queden libres por otros refugiados.

"Dignos de tener un empleo"

Reinares ha recalcado que todos estos inmigrantes son "dignos de tener un empleo", aunque que las circunstancias económicas actuales no sean las más idóneas para ello, pero ellos pueden aportar a las empresas su formación y su conocimiento de idiomas.

Escobar ha indicado que para lograr una "acogida efectiva" de estas personas, hay que lograr su integración social, y para ello, es fundamental que cuenten con un puesto de trabajo, por lo que se precisa la colaboración de los empresarios. Ha subrayado que este es "un proyecto valiente y complejo en su ejecución", en el que la FER ha trabajado "codo con codo" con el Gobierno de La Rioja para "acelerar" este proceso de integración.

El consejero ha incidido en que la formación de estas personas refugiadas pueden aportar "competitividad" a las empresas, por lo que les ha pedido que tengan en cuenta sus contrataciones. También ha resaltado que La Rioja funciona "como una inmensa red de solidaridad", de modo que las personas y entidades que quieran colaborar en este proyecto pueden canalizar de forma "ordenada" sus donativos o aportaciones a través de las oficinas de atención al ciudadano.

Por su parte, García-Calzada ha resaltado que, con iniciativas como esta, las empresas cumplen con los objetivos de responsabilidad social corporativa y también pretenden acabar "con este drama del siglo XXI", para lograr una Europa "más igualitaria y más justa".