La Rioja

«El inicio de curso en la UR no tendrá grandes cambios»

El curso que la Universidad de La Rioja abre el día 15 será el primero de Julio Rubio como rector. Será un arranque «sin grandes cambios» como anticipa el sucesor de José Arnáez por esa mezcla de complejidad y estabilidad inherente a la institución. «La capacidad de influencia inmediata de un nuevo equipo de dirección es pequeña y gran parte de la organización diaria viene fijada por lo que se marcó el año pasado», explica Rubio subrayando cómo esos condicionantes no coartan los propósitos incluidos en el programa que le llevó a ocupar la zona noble del campus. Entre ellos, una mayor apertura a la sociedad riojana. «Son los demás quienes deben opinar si es así pero, desde luego, esa está siendo nuestra voluntad que va goteando poco a poco», arguye. Como muestra, las relaciones institucionales que la UR ha reforzado con las diferentes consejerías, los convenios con el Ayuntamiento de Logroño o la pluralidad de sensibilidades presentes en las múltiples actividades que organiza el centro. Más compleja, asume Rubio, se presenta la renovación generacional del profesorado que también incluyó en sus promesas electorales. «Eso entronca con la necesidad de recursos adicionales, y dado que el convenio plurianual se firmó hace poco, mantenemos un tira y afloja al respecto», revela. «Si obtenemos más dinero tomaremos medidas sólidas; si no, actuaremos en este frente al menos de manera simbólica».