La Rioja

Cuarenta años en la fiesta

Foto de los primeros años de la peña La Unión 76 en Pradejón. :: m.f.
Foto de los primeros años de la peña La Unión 76 en Pradejón. :: m.f.

Con la llegada de la democracia, España se fue llenando de libertades. Y también de asociaciones que no existían hasta entonces. Ejemplos hay en todos los municipios de España y el de Pradejón es uno de los más relevantes. Los ayuntamientos de la época, en pleno rodaje de sus nuevas competencias, no tenían presupuesto para todo y eran estas recién creadas agrupaciones las que se encargaban de organizar algunos actos que veían que faltaban en sus pueblos. Así sucedió en la localidad riojabajeña con las vacas. «Hacía tiempo que no había encierros en Pradejón y nos unimos un grupo de amigos para recaudar fondos y poder traer uno; fuimos un montón de jóvenes casa por casa pidiendo dinero para poder sufragarlo y lo conseguimos», rememora Carlos Ezquerro, quien fue secretario de la peña 'Unión 76' que este año cumple 40 años de historia.

Ahí se gestó la peña. «Nos pareció que podía ser interesante tener una asociación que hiciese todo aquello a donde no llegaba el ayuntamiento», cuenta. La peña 'Unión 76' nació con más de doscientos miembros, los mismos que tiene en la actualidad. «Antes la peña se encargaba de prácticamente todos los eventos de fiestas hasta que en los años 80 el Consistorio empezó a coger las riendas de los festejos», explica.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces. «La gente en aquella época venía de una dictadura y sabía lo que había costado que pudiese haber asociaciones, así que colaboraba sin que casi hubiese que pedirlo», dice. «Recuerdo el año que hicimos la concentración de peñas en Pradejón o el que trajimos a los Moros y Cristianos...»

Alicia Miranda le mira mientras asiente. Ella es la presidenta actual de 'Unión 76'. Recuerda como llegó al cargo. «Hace siete u ocho años la junta que estaba pidió que alguien les sustituyese porque estaban cansados y en mi cuadrilla pensamos que podía ser interesante colaborar con ellos», explica. Llegaron a la dirección y volvieron a darle un impulso a la asociación. Sin embargo, con la llegada de los hijos también a ellos les ha tocado también el momento de decir adiós a la responsabilidad de la presidencia. «Hace un año pedimos gente nueva y de momento han salido algunas personas, así que aquí estamos, echándoles una mano hasta que vayan cogiendo el ritmo», comenta.

Ahora la peña ya no se encarga de hacer todos los actos de fiestas como hace cuatro décadas, pero sí tiene los suyos propios. Estos días han tenido porronadas, una cena temática, una comida de sidrería y rondas con la charanga. Y eso sí, no han dejado de cantar su himno: «Somos un grupo de amigos/sin raza ni distinción/ que formamos todos juntos/ la 76 Unión./ Nos juntamos en la plaza/ cuanta más gente mejor/ y gritamos a lo alto/ ¡Viva la peña La Unión».