La Rioja

El mejor, el más lento

Borja Ruiz, en el centro, junto a Julen Loizaga, Carlos Arnán, Rocío López y Lucía Hernaiz.
Borja Ruiz, en el centro, junto a Julen Loizaga, Carlos Arnán, Rocío López y Lucía Hernaiz. / D.M.A.
  • Borja Ruiz Ibáñez vence la II Carrera de Bicis Lentas de Cenicero

No siempre gana el más rápido sino, a veces, el más hábil. La máxima se cumple en la II Carrera de Bicis Lentas de Cenicero organizada por la asociación Cenicero se Mueve, en colaboración con Ciclos Baños y Ciclo XXI, con motivo de las fiestas de la Virgen del Valle. La competición prometía porque el año pasado se estableció el primer récord en la final, con más de 13 minutos para recorrer una cuesta abajo de sólo 25 metros, la que une la plaza de España con la calle Doctor Fleming.

Por tanto, parecía que la carrera podía alargarse en la noche del pasado jueves, pero no, fue bastante rápida, sobre todo debido a que los rivales del ganador acabaron perdiendo el equilibrio en el pulso del mano a mano sobre las bicicletas. Dos niñas participaron en la modalidad infantil, en la que, claro, se prohibían los ruedines: las primas Rocío López Pascual y Lucía Hernaiz Pascual, de 11 años y miembros de la peña Los Piraos. Una veintena de mozos participaron en la categoría de adultos, en la que se prohibían las bicicletas BMX, infantiles y de trail.

Las reglas son sencillas, el ciclista no puede apoyarse ni apoyar la bicicleta en ninguna parte y debe tardar el máximo tiempo posible en llegar a meta. Por eso, nada más dar la salida, los participantes se quedan clavados sobre los pedales, manteniendo el equilibrio como artistas circenses, excepto al que se le olvida apretar el freno y sucumbe ante la gravedad.

Juan Ochoa, organizador de la carrera, recordó que idearon la prueba al contrario de lo habitual «para premiar al que más tardase, para que fuera más entretenido». Leonardo Hernaiz, padre de Lucía y 'recordman' de la Carrera de Bicis Lentas, quedó eliminado en la primera serie. Después de unas semifinales en las que Carlos Arnán realizó el 'mejor' tiempo (3.30 minutos), se disputó la esperada final con este, Julen Loizaga y Borja Ruiz Ibáñez, quien acabó resultado el ganador.

Curiosamente, Borja, de 35 años, nacido en Uruñuela pero casado y residente en Cenicero, y que el año pasado ya fue podio (tercero), es un atleta popular que habitualmente lucha por marcar el mejor tiempo, no el peor. De hecho, en la 8ª Carrera Entre Viñedos fue el primer local. «Estoy un poco acatarrado, no tenía muchas ganas... pero al final me he apuntado», confesó tras el 'esfuerzo'. «Ha sido casualidad. Los demás han aguantado menos que yo», reconoció, y también admitió que no entrena, pero sí anda habitualmente en bicicleta de montaña y en moto. «Creo que tengo técnica y, quizá, he tenido suerte de no caerme», declaró.