La Rioja

Fomento destinará 24 millones a contratos para mantenimiento de carreteras en La Rioja

  • Las actuaciones se llevarán a cabo en las carreteras A-12, A-13, L0-20, N-120, N-232, N-124, N-120a, N-126 y N-232a

El Ministerio de Fomento licitará contratos para operaciones de conservación y manteniendo de carreteras del Estado en La Rioja por valor de 24,84 millones de euros. Las actuaciones afectarán a las autovías del Camino de Santiago A-12 y A-13 y a la carretera de circunvalación de Logroño, la LO-20.

Esas actuaciones también afectarán a los tramos riojanos de la N-120 (entre Navarrete y Grañón), la N-124 (en Haro), la N-232 (entre Alfaro y Fonzaleche), la N-120a (en Navarrete), la N-126 (entre Haro y Casalarreina) y la N-232a (entre Logroño y Briñas por Rioja Alavesa y Ábalos), según acordó ayer el Consejo de Ministros en su reunión semanal.

En el encuentro se acordó igualmente la licitación de cinco contratos de servicios para la ejecución de operaciones de conservación y mantenimiento de carreteras del Estado en las provincias de Albacete, Ávila, Guadalajara y Teruel por un montante de 85,94 millones de euros.

El importe del contrato para la provincia de Albacete, que incluye varios tramos de la autovía de Murcia A-30 y de las carreteras N-301, N-430 y N-430a, asciende a 22,95 millones de euros.

En la provincia de Ávila, se llevarán a cabo diversas operaciones en las carretera N-110 y N-502, por un total de 15,76 millones de euros. En Guadalajara, el contrato, que incluye actuaciones en las carreteras N-320, N-204 y N-320a, es de 18,71 millones de euros.

En la provincia de Teruel, el contrato asciende a 28,52 millones, para intervenciones en la autovía Mudéjar A-23 y las carreteras N-223, N-234, N-330 y N-420.

A través de estos contratos se atiende el servicio de comunicaciones y de vigilancia, la atención a accidentes, el mantenimiento de los elementos de la carretera y el sistemático de las instalaciones eléctricas y del alumbrado, tanto de túneles como a cielo abierto, señalización variable y semaforización, informó ayer el ministerio en un comunicado.

También se realizan las labores de viabilidad invernal, de desbroce de la vegetación que crece en las márgenes de la carretera, de reposición del firme para reparar defectos puntuales en el pavimento, de limpieza de cunetas o de reparación de los daños causados por accidentes.