La Rioja

Agoncillo se prepara para recibir los dos primeros helicópteros NH-90

Álvarez Arribas toma el mando en el acuartelamiento Héroes del Revellín en Agoncillo. :: m. herreros
Álvarez Arribas toma el mando en el acuartelamiento Héroes del Revellín en Agoncillo. :: m. herreros
  • El teniente coronel Magín Álvarez Arribas sustituye a Alfonso Castilla al frente del Batallón de Helicópteros Bhelma III

Logroño. El general jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, Fernando García Blázquez, anunció ayer que el próximo martes se recibirán en Colmenar Viejo los dos primeros helicópteros NH-90 y posteriormente se trasladarán a la base militar de Agoncillo. García Blázquez presidió ayer la entrega del mando del Batallón de Helicópteros de Maniobra número III (BHELMA III) al teniente coronel Magín Álvarez Arribas, en sustitución de Alfonso Castilla Barea, en el en el acuartelamiento Héroes del Revellín de Agoncillo, donde tiene su base el BHELMA III.

Al acto asistieron, entre otras autoridades, el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros; el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón; y la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra.

García Blázquez dijo a los periodistas que la previsión inicial es que a lo largo del 2016 se entreguen otros dos o tres helicópteros más, en función de las capacidades de producción de la empresa, hasta completar la cifra total de 16 aparatos en los próximos tres años.

Con el fin de aprovechar mejor las prestaciones de los NH-90 'Caimán', se precisa un simulador que funciona para optimizar la instrucción y ahorrar en horas de vuelo.

El centro de simulación para este helicóptero NH-90, contratado por casi 95 millones de euros a la empresa Indra, se ubicará en un edificio que está casi construido y se prevé que a finales del 2018 esté «plenamente operativo», explicó el militar.

El helicóptero NH-90 sustituirá en un futuro a todos los aparatos de las Fuerzas Armadas y se ha comenzado con 22 unidades encargadas (16 para el Ejército de Tierra y seis para el Ejército del Aire).

Así, ambos ejércitos podrán utilizar este simulador, al igual que las unidades extranjeras que tengan este mismo modelo de helicóptero pero que no tengan capacidad para desarrollar de manera propia este sistema para los nuevos aparatos 'Caimán'.