La Rioja

La oposición mina la política de mano tendida de Ceniceros

La oposición mina la política de mano tendida de Ceniceros
  • El presidente ofrece un pacto por la emancipación juvenil y publicar las listas de espera sanitarias y las de derivaciones por especialidades

  • El jefe del Ejecutivo falla en su intento conciliador y C's amaga con inhibirse en los Presupuestos

Logroño. A pesar de la bonhomía que impregnó su discurso del martes en la primera jornada del Debate sobre el Estado de la Región, el presidente regional, José Ignacio Ceniceros, no persuadió a ningún grupo de la oposición en la segunda sesión del pleno, celebrada ayer. Ni siquiera a quienes apoyaron su investidura -Ciudadanos- que incluso amagaron con inhibirse ante los presupuestos regionales del 2017, si el diálogo que Ceniceros proclama no se traduce en «colaboración, negociación y capacidad de convencernos» de que las cuentas públicas recogen las políticas pactadas que, a su juicio, siguen pendientes de desarrollo. El portavoz de la formación naranja, Diego Ubis, criticó que Ceniceros «sólo aspire a ser presidente del diálogo» y «aún no lo sea de todos los riojanos», y le avisó de que «el invierno se acerca» y de que «ha consumido un cuarto de legislatura». Por su parte, Concha Andreu (PSOE) y Juan Calvo (Podemos) criticaron el discurso «continuista» y «en las antípodas del cambio» del presidente y reclamaron la asunción de responsabilidades en decisiones «bochornosas, inadmisibles e intolerables», como la polémica del aparcamiento del Cibir y el retraso del Palacio de Justicia.

Ceniceros lamentó que «algunos oigan pero no escuchen», aunque lo cierto es que ayer tuvo pocas iniciativas nuevas en su portafolio que ofrecer a los grupos para llevarlos al terreno del consenso. Planteó un pacto general por la emancipación de los jóvenes y anunció dos medidas en relación con la sanidad: a partir de octubre se publicarán todas las derivaciones que hace el sistema público por especialidades y, antes de que acabe el año, se hará lo mismo con las listas de espera quirúrgicas y de consultas externas.

El presidente, dirigiéndose a Ciudadanos, insistió en que su Ejecutivo está dando «pasos firmes» hacia la regeneración política y, «en base al respeto y a la confianza», les reclamó «una mayor implicación» en los presupuestos generales de La Rioja y en la reforma estatutaria, donde propuso introducir una carta de derechos ciudadanos.

Al principal grupo de oposición, el PSOE, le espetó que su Gobierno «les ha adelantado en algunos aspectos sociales» como la Renta de Ciudadanía. Respecto a la estrategia de reindustrialización recordó que está en manos de la mesa emanada de la Ley de Diálogo Social, «a la que hay que dejar trabajar», y admitió conocer y «sentir» el traslado a Navarra de una empresa de frutas de Igea desvelado momentos antes durante el pleno por la portavoz socialista, Concha Andreu.

A Podemos le replicó que, «aunque no estoy satisfecho, vamos por el buen camino para reducir el índice de pobreza» e insistió en que, «todavía hay que hacer más, pero La Rioja crece y crea empleo».

El tono de las intervenciones de los portavoces fue en general contenido, lo que agradeció en varias ocasiones el presidente. Con todo, los mensajes fueron de peso.

Andreu (PSOE) le ofreció el apoyo de su grupo para «restablecer la legalidad urbanística y terminar con la permisividad», pidió la activación de la comisión mixta del Artículo 46 del Estatuto (compensación por el 'efecto frontera'), paralizar la Lomce (al final salió adelante como propuesta de resolución del pleno), y acabar con «el desmantelamiento» del sistema sanitario público.

Calvo (Podemos) acusó al presidente de «ignorar» la crisis, «olvidarse» de las personas, «ocultar la cara B de La Rioja marcada por la precariedad y la pobreza», y hacer un discurso optimista «que es cruel con los riojanos que sufren».

Por su parte, Ubis se esforzó en arrebatar a Ceniceros el protagonismo que éste se arrogó el martes como favorecedor del nuevo clima político que vive la región: «Desde la centralidad (Ciudadanos) hemos favorecido, el entendimiento y los acuerdos» en el Parlamento. Además, afeó al jefe del Ejecutivo que «presente el diálogo como el único resultado de su gestión» y reprochó que «muchas políticas siguen sin arrancar» en materia de industrialización, internacionalización, innovación y economía.

Por último, Concepción Arruga (PP), aseguró que «hemos ganado un año para La Rioja» y reiteró que «la mano del PP para negociar y consensuar siempre está tendida».