La Rioja

Riadas rápidas, ayudas tardías

Las inundaciones que causó el desbordamiento del río Ebro en febrero del 2015 a su paso por nuestra comunidad arrasaron cosechas y cultivos en el campo riojano dejando en algunos casos pérdidas millonarias, especialmente en localidades como Cenicero, Alcanadre, Calahorra, Rincón de Soto o Alfaro. ARAG-ASAJA denuncia que hace ya más de un año y medio de la gran riada y a día de hoy los afectados desconocen si van a cobrar las ayudas prometidas por los daños ocasionados en las producciones e infraestructuras agrarias.

El Ministerio de Agricultura ha prorrogado en dos ocasiones la puesta en marcha de las indemnizaciones por los daños a los cultivos y ha derivado en el Ministerio de Fomento las actuaciones, tanto a nivel de infraestructuras públicas, como privadas, pero continúan sin abonarse las ayudas, lo que perjudica a los afectados que han asumido importantes gastos en sus propiedades que todavía no han cobrado.

ARAG-ASAJA exige que se pongan en marcha ya las medidas de gestión necesarias para paliar las cuantiosas pérdidas ocasionadas así como mecanismos preventivos de mantenimiento y limpieza de los cauces de los ríos.