La Rioja

La macroeconomía, el mejor aliado del presidente

El presidente riojano vuelve a su escaño, tras su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región. :: JUAN MARÍN
El presidente riojano vuelve a su escaño, tras su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región. :: JUAN MARÍN
  • Ceniceros recurre a la mejora económica y a la 'salud' financiera de la Comunidad como principal aval de su primer año de gestión

A falta de grandes novedades, el presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, recurrió a la mejora de las cifras macroeconómicas, entre ellas por supuesto del empleo, para envolver su primer año de gestión al frente de la Comunidad Autónoma: «La economía riojana está mejor entre las mejores de España; la nueva política basada en acuerdos da prioridad a la atención social y el Gobierno de La Rioja tiene una firme intención de cumplir con los objetivos fiscales».

Las palabras, si bien las empleo Ceniceros en su comparencia, no son suyas, sino de la agencia de calificación crediticia 'Fitch' a propósito de la salud financiera de la región del pasado mes de junio: «Somos una Comunidad solvente, bien gestionada y fiable, en un clima de acuerdos políticos y de diálogo social», dijo, ahora sí de su propia cosecha, el presidente.

El mandatario riojano recordó que la economía riojana crece este año a un ritmo del 3,5% y que hay 3.645 parados menos que había al comienzo de la legislatura. Ceniceros citó expresamente el cierre de Altadis como «una de las malas noticias de la legislatura» y también las dificultades que atraviesa Unipapel entre otras empresas con problemas, pero recordó que hay en marcha inversiones empresariales «millonarias que supondrán la creación de cientos de puestos de trabajo»: la ampliación de Würth-España en el Sequero; la integración de Arisa en un grupo americano; la ampliación de Garnica; Fassa Bortolo en Ventas Blancas o la ampliación de Arneplant en Arnedo.

Sin novedades fiscales

Ceniceros señaló que su Gobierno trabaja en los presupuestos del 2017, aunque limitado por la falta de techo de gasto a consecuencia del Gobierno de España en funciones y, a diferencia de los 'conejos de la chistera' que gustaba sacar su antecesor Pedro Sanz sobre novedades fiscales en los debates sobre el estado de la región, en esta ocasión no lo hubo: «El objetivo es que los Presupuestos constituyan un verdadero instrumento al servicio de la consolidación y dinamización económica y la creación de empleo, mantengan unos impuestos bajos y busquen el redimensionamiento de la actividad industrial de la Comunidad».

Renta de ciudadanía

Lo que sí deberán reflejar los Presupuestos del 2017 es la Renta de Ciudadanía para personas en riesgo de exclusión, uno de los compromisos (su principal promesa de legislatura) que asumió el presidente del Gobierno en su investidura y cuyo anteproyecto fue aprobado por el Ejecutivo el pasado 8 de julio con el respaldo del sector y del Consejo del Diálogo Social. «Esta futura ley representa, a mi entender, el valor de la solidaridad de toda La Rioja y estaré orgulloso de que sea un pacto transversal y unánime de una 'buena política'».

El presidente de La Rioja, después de un repaso minucioso de la acción de Gobierno de cada uno de sus departamentos a los catorce meses de legislatura, alertó contra posibles crónicas de su intervención centradas en destacar un «balance triunfalista»: «Se equivocarían porque nadie mejor que los hombres y mujeres que formamos parte de este gobierno sabe lo que falta por hacer para que pudiéramos estar plenamente satisfechos», aseguró.