La Rioja

«No va a haber suficientes sillas para tantas mesas propuestas»

«No va a haber suficientes sillas para tantas mesas propuestas»

«Anodino», «tedioso» y «autocomplaciente». Esos fueron los atributos que la portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de La Rioja, Concepción Andreu, dirigió al discurso de Ceniceros y que resumió en una frase: «Dos horas y cuarto para no decir nada. Mucho, mucho rato». Y es que a la oposición socialista, según Andreu, le hubiera bastado con «al menos una medida que hubiera definido a La Rioja como una región viva». Le faltó «ilusión», consideró Andreu, que, ya de paso, reclamó una intervención «más novedosa», a no ser -dijo- que al presidente «le guste la situación de balsa de aceite y tranquilidad que hay en La Rioja y que se arrastra desde hace tiempo». ¿Y qué hemos visto?, se preguntó para a renglón seguido autocontestarse: «Una descripción de las tareas de los funcionarios. Por ejemplo, repartir las ayudas de Europa a los agricultores... Yo creo que no es una visión correcta y esa autocomplacencia no nos va a hacer mejorar como región».

Minutos antes, Ceniceros había tendido la mano a todos los grupos para impulsar un foro de diálogo sobre, entre otros, las grandes infraestructuras, un pacto por la sanidad y un compromiso para el futuro modelo de financiación autonómica (estos dos últimos acompañados de sendos reproches por actitudes precedentes). Andreu no entró en ellos pero a preguntas de los periodistas, fue gráfica en su respuesta: «No va a haber suficientes sillas para tantas mesas». Y es que, a su juicio, «hay tantas mesas de negociación que no se reúnen para nada» como la comisión para la reforma del estatuto y del reglamento de funcionamiento de la Cámara regional, que es «algo mucho más urgente para funcionar con agilidad y el PP simplemente lo está retrasando». No fue el único ejemplo, porque también aludió a una reunión sobre la autopista AP-68, que solo se ha citado una vez a propuesta de una plataforma.

Como colofón: «Son todos menciones y yo creo que es para tapar la inacción del Gobierno».