La Rioja

C's se desmarca del PP y amenaza con retirar su apoyo al Presupuesto 2017

  • Dura intervención de Ubis en la segunda sesión del debate sobre el estado de la región

  • Andreu ha ofrecido su apoyo "para restablecer en las región la legalidad urbanística"

El invierno se acerca, ha remarcado Diego Ubis en su réplica a José Ignacio Ceniceros durante la sesión de clausura del debate sobre el estado de la región. Era su manera de ilustrar sobre la decepción que para Ciudadanos merece la gestión del Gobierno en poco más de un año de vida. Ha sido un discurso duro, impropio de un partido que apoya la gobernabilidad de La Rioja.

Un discurso que amenaza nubarrones cuando el PP tenga que negociar con su en teoría aliado los Presupuestos del próximo ejercicio. Un apoyo que no parece seguro a tenor de sus palabras de este miércoles, una intervención llena de reproches donde, entre otras cuestiones, Ubis ha pedido una acción más decidida en demanda de rebajas fiscales, respaldo a las familias y, sobre todo, que el Gobierno pase cuanto antes de las promesas a su cumplimiento.

Un discurso que sirve prácticamente como enmienda a la totalidad del Gobierno de Ceniceros, cuyo mandato ha repasado en tono amargo departamento por departamento. Economía, justicia, innovación, juventud, empleo, educación... Cada capítulo de gasto ha recibido de Ubis su propia cuota de acíbar, para atacar a continuación la almendra de la gestión gubernamental: al portavoz naranja ni siquiera le convence el renovado talante con que el Gobierno ejerce su responsabilidad.

Eso sí, en la réplica a Ceniceros el naranja aclaraba sus intenciones: "Estamos tomando distancia. Le pido que nos escuche y nos convenza"

Ubis ha reclamado en ese ámbito más apertura, más transparencia y, sobre todo, mayor empuje en la Administración, a su juicio paralizada. "Nunca fue tan lenta", ha subrayado. Y a ese "Gobierno de cristal" que Ciudadanos exige le ha pedido un esfuerzo más enérgico en favor de cumplir lo que Ceniceros prometió y que Ubis ha echado en falta: que de verdad ejerza como presidente "de todos los riojanos".

PSOE: menos "conformismo"

César Luena ha llegado a tiempo de presenciar en directo el discurso de su compañera Concha Andreu, que ha subido a la tribuna del Parlamento en tercer lugar durante la segunda jornada del debate sobre el estado de la región. Andreu se ha tomado su tiempo antes de entrar en la fase más trascendental de sus palabras. Un tiempo dedicado a recordar el pasado reciente de La Rioja, lamentar el tono "aburrido" con que José Ignacio Ceniceros desgranó su discurso este martes y reclamar que el Gobierno abandone, de la mano del Parlamento, el tono conformista que detecta en el ejercicio de sus respectivas responsabilidades.

Una intervención inicial más abstracta que concreta, durante la cual Andreu (al igual que los dos portavoces que le han precedido) se ha esforzado por dotar a sus palabras de un tono presidencial, en algún caso incluso por encima del perfil exhibido ayer por Cenicero. Hacia el tramo central de su discurso, finalmente Andreu ha subido a la red. Ha pedido, como medida prioritaria, que el Gobierno cumpla su propio paquete legislativo con mayor celo, con un ejemplo detallado: ofreciendo su apoyo para restablecer en la región la legalidad urbanística. Y nuevas invitaciones a avanzar en más y más reformas, porque Andreu ha mantenido la tensión en la parte nuclear de su mensaje, mediante su reiterada invitación a prometer su respaldo a aquellas políticas que, como el propio Ceniceros desveló en su intervención previa, frenen la despoblación que amenaza a La Rioja.

La portavoz socialista ha incluido en ese escenario de acuerdos su respaldo a medidas que fomenten la reindustrialización regional y activen la creación de empleo. Unas líneas programáticas que han desembocado en su petición para que se ponga en marcha el artículo 46 del Estatuto, que compense a las arcas regionales y mitigue el impacto de la deslocalización, reconocida incluso por Europa como Andreu ha recordado. Llamamientos a perfeccionar el modelo educativo, que han desatado los aplausos de sus compañeros de grupo, invitación a mejorar el sistema sanitario (segunda ovación de los suyos), demandas para acortar los problemas que observa entre los menos favorecidos de la sociedad riojana... Andreu ha defendido con vehemencia medidas que doten de mayor musculatura la red de centros de día o la atención a dependientes, mientras defendía una acción política "responsable" que frene la tendencia a gastar más de lo recaudado.

Populismo, insolidaridad... Reproches que Andreu ha lanzado a extraños (desde el PP a Podemos, sin nombrarlos expresamente) y a propios, como su compañero el presidente extremeño. Quejas sobre la irresponsabilidad que contempla en la gestión gubernamental y reclamación de mayor firmeza en la defensa del papel que a su juicio debe jugar La Rioja, incluyendo la recuperación de instituciones como el Consejo Económico o la Defensoría del Pueblo, compatibilizada con la mejora en las relaciones de las regiones vecinas, que juzga imprescindible para acabar con el déficit de infraestructuras. Durante su discurso, la portavoz del PSOE ha anunciado que su grupo presentará solo doce medidas de acuerdos que permitan contar con el apoyo del resto de partidos y ha concluido en tono firme, con una mención de las querellas internas que atraviesa el PP riojano, recordando que su partido es el único que lleva en sus siglas la E de España.

Podemos: "Hablen con la gente"

Más madera. La intervención del portavoz de Podemos, Juan Calvo, ha añadido este miércoles su propia cuota de reproches a la gestión gubernamental. Calvo ha repartido criticas con un tono todavía más amargo que el exhibido por su predecesor en el atril, su colega de Ciudadanos. Calvo ha empezado atacando el discurso del martes de José Ignacio Ceniceros, a quien ha atribuido ensimismamiento y un perfil bajo que ha tachado de "ilusorio" y acto seguido ha enumerado los "preocupantes" datos que a su juicio ofrece La Rioja en distintos sectores, desde la siniestralidad laboral al empleo precario, la despoblación rural, las listas de espera en sanidad y hasta el estado de las infraestructuras. "Nos duele que con esos datos sobre la mesa su discurso dibuje una región de fantasía", le ha espetado a Ceniceros.

Gobierno diletante, falto de espíritu, que solo maneja estadísticas y hace política de subsistencia... El listado de ataques desde Podemos al Gobierno ha abarcado al conjunto de los 14 meses de mandato, incluyendo una petición expresa para que Ceniceros y sus consejeros visiten las calles de La Rioja con mayor frecuencia y "hablen con la gente". "No tengan miedo", ha sugerido.

Superado un año largo de legislatura, desde Podemos también se observa, ha proclamado su portavoz, ausencias de medidas "de peso" en educación, sanidad y servicios sociales. En una intervención dotada de mayor energía de lo habitual, Calvo ha llegado a lamentar el "ridículo" del equipo de Ceniceros en la polémica por el aparcamiento del San Pedro. "Se les va a acabar la legislatura" ha denunciado el portavoz de Podemos en dirección a los bancos del Gobierno, a la vez que ha reconocido que observa más conectado al grupo parlamentario del PP que al propio Ejecutivo en las exigencias de la nueva política.

Calvo ha admitido una sensibilidad creciente del Gobierno hacia los sectores más desfavorecidos de la sociedad riojana pero ha sido el único momento de concesiones a la gestión de Ceniceros, porque en la parte final de su mensaje ha vuelto a la extrema dureza: tras recitar diez propuestas de acuerdo en diferentes campos de la acción política, Podemos ha concluido ofreciendo su apoyo si Ceniceros ofrece iniciativas coherentes, "Estaremos como siempre para ayudar al Gobierno de La Rioja si cuenta con su gente", ha concluido.