La Rioja

El Gobierno amplía su colaboración con Cruz Roja para el programa de acompañamiento a jóvenes

  • Durante el año 2015, un total 227 jóvenes participaron en el programa de acompañamiento a jóvenes en dificultad social y nueve personas pasaron por el piso de emancipación

El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, y el presidente de Cruz Roja La Rioja, Fernando Reinares, han suscrito esta mañana el convenio de colaboración entre ambas entidades para desarrollar el programa de acompañamiento a jóvenes en dificultad y piso de emancipación de jóvenes.

"Los jóvenes son un colectivo sensible para el Gobierno de La Rioja y ponemos una mayor sensibilidad con los más vulnerables porque consideramos importante velar por ellos en esta etapa de transición hacia la vida adulta. Son muchos los cambios que ello conlleva y debemos ofrecerles los mecanismos necesarios para alcanzar la autonomía personal con las mayores garantías" ha señalado Escobar.

Este programa persigue el acompañamiento socioeducativo para la inserción de jóvenes de entre 16 y 23 años que pasan de encontrarse bajo una total protección de la Administración Pública a carecer de una red de apoyo social y/o familiar. Asimismo, atiende a jóvenes que se encuentran en grave dificultad familiar y/o social.

En cuanto al piso el objetivo es posibilitar un espacio de alojamiento y convivencia para aquellos jóvenes mayores de 18 años y hasta los 21 años que se encuentren en proceso de emancipación tras haber vivido en recursos de protección públicos o que se encuentran en situación de riesgo social. También podrán acceder a este alojamiento, jóvenes con una notable problemática familiar o personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

El Gobierno de La Rioja colabora desde el año 2013 en la financiación de este recurso que también cuenta con una aportación económica de 81.200 euros del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Por su parte, la aportación del Ejecutivo riojano este año asciende a 103.800 euros, lo que supone un importante incremento respecto a 2015 en el que la aportación económica fue de 25.000 euros, lo que supone una ampliación de los recursos destinados al programa.

En concreto, esta aportación económica servirá para abrir un nuevo piso de emancipación con lo que en total serán dos las viviendas (11 plazas) destinadas a preparar a estos jóvenes para hacer frente a su vida diaria. Además, se incorporan nuevos profesionales al programa: un educador para el nuevo piso y un trabajador social, un educador de calle y un técnico para reforzar el programa de acompañamiento socioeducativo.

Durante el año 2015, un total 227 jóvenes participaron en el programa de acompañamiento a jóvenes en dificultad social y nueve personas pasaron por el piso de emancipación.