La Rioja

Un inicio de curso con todas las asignaturas pendientes

Un grupo de niños, en la fila de entrada a su centro escolar en el primer día del curso tras las vacaciones de verano. :: L. R.
Un grupo de niños, en la fila de entrada a su centro escolar en el primer día del curso tras las vacaciones de verano. :: L. R.
  • Un curso lleno de incógnitas arranca este viernes para más de 28.000 alumnos de Infantil, Primaria y Especial

  • Casi 5.000 alumnos riojanos de ESO y Bachillerato deberán afrontar en junio las 'reválidas' con la implantación total de la Lomce

estudiantes a punto de culminar la Educación Secundaria Obligatoria o el Bachillerato. Ellos están 'condenados' a estrenar los itinerarios y evaluaciones finales en el caso de los primeros y la desaparición de la Selectividad y su sustitución por las denominadas 'reválidas' en el de los segundos.

El pasado 29 de julio, el Consejo de Ministros del Gobierno de España en funciones aprobó el decreto por el que se regulan las evaluaciones finales de ESO y Bachillerato, pruebas obligatorias a partir del curso que está a punto de nacer y que desde el siguiente, 2017-2018, si la Lomce sigue en vigor, será imprescindible superar para obtener los correspondientes títulos académicos.

De momento, en el ejercicio actual, la evaluación final de la ESO será de mero diagnóstico, mientras que la de Bachillerato no condicionará la obtención del título pero sí servirá como uno de los baremos para el acceso a la universidad tras la supresión de la PAU o Selectividad. Las nuevas 'revalidas' citarán el próximo junio a casi 5.000 alumnos riojanos, dos millares de Bachilleres y el resto, de la ESO. Junto a ellos, otros 6.500 alumnos de tercero y sexto de Primaria afrontarán sus pruebas de diagnóstico.

Demasiadas novedades e incógnitas para el curso tranquilo que se desea desde la Consejería de Educación, que reitera su firme intención de cumplir la ley pese a las críticas de los sindicatos, que auguran un ejercicio caliente y convulso.

Alberto Galiana Consejería de Educación, Formación y Empleo

«No podemos plantearnos si cumplimos la ley o no»

O«Llevamos ya tres cursos de implantación de la Lomce y eso implica la aplicación completa que, al menos en La Rioja, aunque todo cambio normativo implica un periodo de adaptación lento e inquietudes, se ha llevado con bastante normalidad y sin estridencias», asevera Alberto Galiana, quien anticipa que «el sistema educativo riojano está preparado para la implantación de lo que queda y, aunque es cierto que la inestabilidad política tiene su efecto, también es verdad que mientras no haya una nuevo Gobierno conformado con plenitud de facultades para poder desarrollar su capacidad de propuesta legislativa tenemos que aplicar la Lomce en sus términos actuales y con su desarrollo». «Desde el principio de seguridad jurídica y de lealtad institucional, tenemos que seguir aplicando lo que está publicado y en vigor; en un estado de Derecho no podemos plantearnos si cumplimos la ley o no, tenemos que cumplirla nos guste más o nos guste menos», remacha el director general de Educación. Defensor de un pacto educativo que «tiene que ser posible porque estamos obligados a entendernos, especialmente en un ámbito tan sensible como éste porque es un pilar social. siempre que se produzca un auténtico diálogo», asevera que «el interés de los riojanos y, desde luego el de la Consejería, es que este curso se desarrolle con total normalidad; quienes aluden a la presumible convulsión quizá es que la desean».

José Manuel Reinares ANPE Rioja

«Veo un curso de incógnitas tras un verano convulso»

O«Estamos en contra de las reválidas para obtener el título porque ponen en entredicho la labor del profesorado y su evaluación, sí nos parece bien si se hacen como prueba de diagnóstico de uso interno para mejorar los procesos de aprendizaje, pero no como requisito para superar un nivel o para hacer comparativas públicas para elaborar ranking de centros y alumnos», defiende José Manuel Reinares. Tras recordar que «el verano ha sido muy convulso por las pruebas que ha habido de maestros y sobre todo por los errores que ha cometido la Consejería en la orden de interinos y que insistimos en que tenían que haber tenido consecuencias en forma de dimisiones. Reinares augura «un curso lleno de incógnitas e incertidumbres» y confiesa su pesimismo sobre un pacto educativo «mientras la educación sea una de las armas arrojadizas políticas que cada partido utiliza para ir contra el contrario».

Alicia Romero FETE-UGT

«Empieza un curso de poca ilusión e incertidumbres»

O«Es un error gravísimo y saltarse todos los acuerdos y a la ciudadanía aprobar a finales de julio, con nocturnidad y alevosía, un real decreto por el que se establecen las condiciones de las reválidas, una imposición que deja en una situación muy complicada a los alumnos y a sus familias», critica por su parte Alicia Romero, quien insiste en que «lo mejor que se podría hacer es paralizar la implantación de la Lomce, que tiene nuestro rechazo absoluto tanto a sus recortes como a sus reválidas y por ello insistimos en reclamar a la Consejería de Educación de La Rioja». «Vamos a ver cómo empieza el curso, pero esto es como el día de la marmota... Es necesario negociar las condiciones laborales del profesorado porque este mes de julio ha sido un cúmulo de despropósitos. El año pasado fue muy complicado, sobre todo en Secundaria, y este nos tememos que será la continuación de ese. Espero un curso de mucha contestación social frente a este cúmulo de despropósitos. Empieza un curso marcado por mucha incertidumbre y muy poca ilusión y que seguramente será movido», remacha, para urgir a «un pacto por la Educación que estuvo a punto y que el Partido Popular echó por tierra. No puede ser que cada gobierno que llegue imponga su propia ley».

Mikel Bujanda FE-CCOO

«Hay que derogar la Lomce y revertir sus recortes»

O«Parece que puede ser un nuevo curso de movilizaciones, pero estamos todavía en un momento en el que toda la sociedad está pendiente de la conformación de un gobierno que ponga en marcha o paralice la Lomce», coincide, por su parte, Mikel Bujanda, quien se muestra especialmente crítico con las 'reválidas', ya que «por primera vez en democracia los profesores ya no seremos los que evaluemos a un alumno para la obtención de un título de educación obligatoria al imponer una prueba externa, lo que someterá a una tensión innecesaria al estudiante». «Hay una mayoría política y social que rechaza la ley y deberíamos ponernos de acuerdo para lograr un pacto educativo para el que se debe partir de unos principios de equilibrio. Para ello hay que tomar dos medidas, que serían la propia derogación de la Lomce de forma paulatina y, además, revertir todos los recortes educativos. No podemos seguir en esta legislación acelerada que nos confunde y nos lleva a los postulados ideológicos del gobierno de turno», defiende Bujanda, quien recuerda que «La Rioja no ocupa un buen puesto en todo lo que tiene que ver con el fracaso y el abandono escolar temprano, ya que estamos en torno al 20%, muy por encima de las comunidades de nuestro entorno y también superando la media nacional» y reclama acabar con tanta interinidad, porque «más de un tercio del profesorado es interino, está en situación precaria y afectado por una gestión de listas chapucera».

Nuria Miguel STE-Rioja

«Todo está en el aire tras un fin de curso que fue un caos»

O«Hemos estado en contra de la implantación de la Lomce y hemos exigido desde el inicio su derogación y por supuesto rechazamos las 'reválidas' porque los profesores y tutores de cada curso están perfectamente capacitados para evaluar a los alumnos como para introducir unas reválidas que solo sirven para poner nervioso al alumnado y poner en cuestión la figura del profesorado», resalta Nuria Miguel, quien admite que «empezamos un curso lleno de incertidumbres y dudas, en el que está todo en el aire después de un verano convulso y un final de ejercicio pasado que fue un caos cuando Educación nos impuso una nueva normativa de interinos». Frente a dicho panorama defiende un pacto educativo que, aclara, «será posible si de verdad nos sentamos todos los implicados y miramos de verdad por el alumnado dejando al margen los intereses políticos y partidistas».

Eduardo Rojas FAPA-Rioja

«El modelo de 'reválidas' nos parece un paso atrás»

O«El modelo de reválidas nos parece un paso atrás que no es el más adecuado y, especialmente, para los alumnos de cuarto de la ESO y de segundo de Bachillerato que se juegan el título en una prueba externa. Es un error que confiamos en el que haya marcha atrás. Esperemos un arranque de curso tranquilo, pero... En la educación publica hacen falta muchos más recursos y, evidentemente, se requieren más inversiones. Por ello animamos a todas las familias, padres y madres de alumnos a que estén, no beligerante, pero sí vigilantes sobre cómo se desarrolla el curso», asegura Eduardo Rojas, quien coincide con el resto en que «es urgente lograr acuerdos y que se firme por fin un pacto por la educación que pueda durar al menos 20 años, pero parece difícil».

Carlos Torres Concapa-Rioja

«La LOMCE tiene sus virtudes y sus carencias»

O«En CONCAPA siempre hemos confiado en la profesionalidad del profesorado, los equipos directivos y el resto de las personas que componen la comunidad educativa. Durante años se ha demostrado que a pesar de leyes poco acertadas o de flagrantes carencias de medios, la profesionalidad de estos agentes educativos, así como la implicación de la mayoría de los progenitores consiguen paliar los efectos perniciosos de las interinidades legislativas. No es el mejor de los escenarios posibles, pero saldremos adelante con nuestro esfuerzo; a pesar de los pesares», destaca Carlos Torres, quien considera que «la Lomce tiene sus virtudes y sus carencias. Contiene reformas que son de puro sentido común y no alcanzamos a entender cómo desde determinadas comunidades autónomas se alardea de incumplir una ley vigente. Eso no es de recibo en un Estado de Derecho. No obstante, entendemos que se trata de una ley mejorable, y en ello trabajamos», defiende para asegurar respecto a las reválidas que «de una forma u otra siempre es necesario que haya una validación externa del nivel educativo para saber si nuestros hijos están recibiendo una educación con la calidad necesaria y el nivel de la misma».

Reproches, desencuentros, rechazos, imposiciones, protestas, acuerdos convertidos en papel mojado antes de secarse la tinta de sus rúbricas... Los temblores sísmicos que agitan desde el pasado diciembre el núcleo y la corteza de la política española se multiplican en forma de réplicas en todos los ámbitos, con especial virulencia en el siempre inestable sistema educativo nacional, en el que pese a todo, se va a completar el puzzle de la Lomce, un rompecabezas bautizado en su día como Ley Wert y que tiene ya colocadas todas sus piezas. El futuro político decretará si hay que encajarlas o volarán por los aires.

De momento, la incapacidad de sus señorías para parir un acuerdo de Gobierno tras nueve meses de gestación y la amenaza de una nueva cita con las urnas antes de fin de año hacen inviable la reforma de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) en el nuevo curso 2016-2017, que en La Rioja comenzará el próximo viernes, 9 de septiembre, con el retorno a las aulas de los alumnos de Infantil y Primaria; continuará el lunes, día 12, con los de ESO, Bachillerato y primero de FP; y culminará el 19, con el regreso a clase de los matriculados en segundo de Formación Profesional.

El alumnado riojano, como el del resto del país, ocupará en unos días sus pupitres en el arranque de un curso tan lleno de dudas e incertidumbres como de novedades educativas, en especial para los