La Rioja

La FER ve una recuperación todavía débil y los sindicatos denuncian la precariedad

Las cifras del paro registrado volvieron a generar las habituales lecturas contrapuestas entre los agentes económicos riojanos.

Desde la Federación de Empresarios de La Rioja se valoró «positivamente la reducción del desempleo que se ha producido en nuestra región durante el mes de agosto, puesto que 642 riojanos han abandonado las listas del desempleo que, además, ha bajado en todos los sectores», según destacó el secretario general de la FER, Eduardo Fernández Santolaya, quien sin embargo consideró que «la recuperación de la actividad empresarial y del empleo todavía es débil y se produce de forma lenta y de forma desigual entre los diferentes sectores económicos. Las empresas necesitan confianza en la situación política, estabilidad para la contratación y un panorama con menos incertidumbres económicas y políticas».

Mientras, Juan José Bárcenas, secretario general de UGT, aseveró que «es cierto que el paro ha descendido como suele ocurrir en agosto en La Rioja, pero la afiliación a la Seguridad Social ha descendido». «Seguimos en una carencia total de empleo no precario y, además, la contratación indefinida sigue estando en alrededor del 5%. Seguimos dependiendo de los sectores tradicionales y de que salga el sol cuando la verdadera estabilidad en el empleo viene con la industria y el empleo fijo que, por desgracia, no terminan de repuntar por ningún sitio».

Finalmente, USO denunció que «la excesiva vinculación de la creación de empleo con sectores dependientes de la estacionalidad, caracterizados por trabajos temporales y bajos salarios, junto con una legislación laboral que los favorece, no mejora el mercado de trabajo».